10 recetas ligeras para la cena

10 recetas de cena ligera. Ensalada de canónigos

Los pilares básicos de una dieta sana son ingerir alimentos saludables y tomar 5 comidas al día. No saltarse ninguna de ellas -desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena- ayuda a mantener una dieta equilibrada. Para que puedas acabar el día de la forma más sana posible, te mostramos 10 recetas para una cena ligera y deliciosa.

Hay que llevar un orden en nuestra alimentación. La comida más importante del día es el desayuno, pues nos va a aportar la energía necesaria para afrontar parte del día en el trabajo o en el colegio. A media mañana siempre nos entra un poco de hambre y es bueno disponer de una pieza de fruta o un bocata para reponer fuerzas antes de comer. La comida nos aporta las calorías suficientes para que la tarde esté cubierta pero siempre hay que merendar y para esta ocasión una fruta o un lácteo vienen estupendamente. Las cenas pueden ser diferentes. En ocasiones excepcionales, salimos a cenar fuera pero el día a día lo hacemos en casa. Estas recetas ligeras que te proponemos son ideales para disfrutar comiendo mientras te cuidas.

La cena ideal es ligera y debe tomarse con tiempo para hacer la digestión antes de acostarnos. Una cena ligera con un aporte calórico bajo y sin ingredientes que hagan la digestión pesada, nos ayudará a dormir mejor. Dar un paseo tras la cena, o hacer alguna actividad de baja intensidad como recoger la casa, nos facilitará la digestión. Terminar el día con alguna actividad relajante como leer o ver la televisión mientras terminamos de hacer la digestión, nos pondrá en situación para una buena noche de sueño.

Ingredientes para preparar una cena ligera

Preparar una cena rica, sana y ligera es muy sencillo. Que sea ligera no quiere decir que no pueda ser variada y apetecible. Con ingredientes muy básicos que todos podemos tener en las neveras o en la despensa se pueden preparar estupendas recetas para cenar ligero en muy poco tiempo.

10 recetas de cena ligera. Plato de jamón ibérico

  • Huevos. Los huevos nos dan infinidad de posibilidades a la hora prepararlos. Pasado por agua, cocido para acompañar una ensalada o unos espárragos, en tortilla o revuelto con unas verduritas o pechuga de pavo…
  • Lechuga. La lechuga es ideal para preparar ensaladas variadas o sándwiches vegetales para la cena. Nos da opciones también de acompañamiento si queremos tomar un pescado hervido o la plancha.
  • Queso fresco. El queso fresco es mucho más ligero que el queso curado, es un ingrediente muy versátil. Se puede añadir a las ensaladas o podemos tomarlo como postre con un trocito de membrillo o un poco de mermelada para acompañar.
  • Atún claro o bonito en conserva. Las conservas siempre están en nuestra despensa. Para la cena es ideal como ingrediente en una ensalada, en una empanadilla, en un sándwich con un poco de lechuga o tomate… También podemos consumir otro tipo de conservas (berberechos, mejillones…).
  • Pan. Con diferentes tipos de pan podemos preparar muchas recetas ligeras para la cena. El pan de molde es una opción para elaborar sándwiches o canapés variados. Si compramos pan de chapata o pan de pueblo nos dura unos cuantos días y es estupendo para cortar en rebanadas, tostar y untar con queso, tomate o patés. Con el pan duro podemos hacer unas sopas de ajo suaves en un momento, ideal para los días de frío que llegamos tarde trabajar.

10 recetas de cena ligera. Tosta de escalivada con anchoas

10 recetas para preparar una cena ligera

  • Empanadillas fáciles acompañadas de ensalada. Las empanadillas son un clásico del picoteo. Podemos hacer una cena variada e incluir entre los platos esta receta rápida y muy sencilla. Podemos tener preparadas las empanadillas en el congelador o el frigorífico y las podemos hacer al horno en el momento. Este plato con una ensalada para compartir es una combinación estupenda para una cena ligera.
  • Papillote de pechuga de pollo con zanahoria a las finas hierbas. Cocinar alimentos con la técnica del papillote no solo es sano sino que además es rápido y conserva todo el sabor en su interior mezclándose el aroma de las hierbas, las verduras y la carne o el pescado. Podemos hacer papillote con muchísimos ingredientes, incluso preparar deliciosos postres con frutos rojos o manzana con miel, canela y brandy.
  • Salteado de setas. Las setas es uno de los ingrediente que menos calorías tienen. Podemos hacer un salteado rápido con un chorrito de aceite de oliva, unos ajitos y un poco de perejil. Es estupendo para colocar sobre tostas o para tomar con una tortilla francesa o en revuelto.
  • Ensalada de canónigos, ventresca de atún y pimientos asados. Una opción fresca y una buenísima combinación. Siempre aliñada con aceite de oliva virgen extra, vinagre de Módena y una pizca de sal. Es un plato que siempre triunfa y a todos gusta. Podemos añadirle un poco de pimienta molida.
  • Tabla de embutidos. La tabla de embutidos es perfecta para acompañar una ensalada básica. Cenaremos embutidos con una ensalada con hoja verde (lechuga, espinacas, canónigos, rucula, o lo que tengamos en la nevera), tomate y cebolla.
  • Crema de calabaza. Es una receta rápida y muy ligera. Ideal para tomar todo el año podemos servirla en frío en verano o en caliente para contraatacar el frio de los meses de invierno. Las cremas son platos muy agradecidos y podemos elaborarlas con muchísimas verduras o con lo primero que tengamos por la nevera. Basta con un calabacín, dos zanahorias y una cebolla para hacer una deliciosa crema en un momento en la olla a presión.
  • Wrap de salmón ahumado y tortilla. Esta receta es infalible y para compartir o hacer para uno mismo. El salmón ahumado es un ingrediente que combinado con espárragos, queso, huevas de pez o setas queda siempre delicioso.
  • Tostas de escalivada y anchoas. Esta receta está riquísima. Cocinar al horno es muy rápido y también tenemos recipientes para el microondas que nos hacen la tarea aún más sencilla. Hacer todo tipo de alimentos en papillote es posible y podemos darle un toque utilizando diferentes especias.
  • Gulas salteadas con guindilla. No puede faltar en nuestra nevera o congelador un paquete de gulas. Es un plato muy bueno y, francamente, se tarda en hacer tres minutos. Es tan sencillo como dorar unos ajos y una guindilla, añadirle las gulas y saltear hasta que se mezclan los sabores. Un truco es servirlo en un recipiente de barro o acero tapado para que conserve el calor hasta que se toma en la mesa.
  • Compota de uvas. Las uvas son deliciosas y en compota tienen una textura muy suave. A los niños le encantará como postre. Se puede acompañar con yogur natural. Es una buena forma de tomar fruta y lácteos.

Preparar estas 10 cenas ligeras es muy sencillo y rápido. Tenemos los ingredientes suficientes, sólo nos hace falta un poco de imaginación y creatividad parar preparar cenas deliciosas en un momento y disfrutar con nuestra familia, nuestra pareja o por qué no, a solas. Recetas fáciles para cenar “de 10”, ¿te animas?

deja tu comentario


ver comentarios

  • Enviado por Anónimo el 19 Feb 2016, 01:23

    Paté? Tabla de embutidos?? Qué clase de cenas “ligeras” son éstas?? Madre mía…así nos va.

    • Enviado por GrupoIFA el 19 Feb 2016, 10:53

      La tabla de embutidos sería únicamente como acompañamiento del plato principal de la cena que, como bien pone en el post, sería una ensalada verde con tomate y cebolla. En cuanto al paté, no es óbice su presencia como parte de una cena ligera siempre y cuando seamos comedidos en las cantidades.

      Muchas gracias por leernos y por tu comentario. Un saludo :)

  • Enviado por Anónimo el 20 Nov 2016, 21:46

    Me ha encantado estas propuesta para la cena las voy a poner en practica

    • Enviado por GrupoIFA el 21 Nov 2016, 11:09

      Ya nos dirás qué tal te han salido. Muchas gracias. :)