Alimentos que fortalecen tu sistema inmunológico

En estas fechas es fundamental cuidar y fortalecer nuestro sistema inmunológico. Estos meses fríos son proclives a los resfriados y gripes. Con una alimentación adecuada podemos evitarlos o, al menos, conseguir que no sean demasiado virulentos. ¿Quieres saber cuáles son los alimentos que fortalecen tu sistema inmunológico? ¡Sigue con nosotros!

Hay situaciones que nos pueden provocar una bajada de nuestras defensas como las épocas de estrés o de cansancio intenso. Además, la exposición a focos de infección como los jardines de infancia o los centros médicos, nos hacen más vulnerables a los virus. Una buena alimentación es sinónimo de salud. Si quieres reducir la posibilidad de sufrir resfriados o gripes o, si finalmente los tienes, que sean más suaves, pon atención a lo que comes. ¡Te descubrimos cuáles son los alimentos que fortalecen tu sistema inmunológico!

 Alimentos que fortalecen tu sistema inmunológico | HCMN

Alimentos que fortalecen el sistema inmunológico

Determinados nutrientes de los alimentos nos ayudan a aumentar nuestras defensas. Minerales como el hierro, el zinc, el selenio o el cobre y vitaminas como la C, la E, la D, la A, las del grupo B o el ácido fólico, son fundamentales para fortalecer nuestro sistema inmunológico. Hay alimentos en los que predominan estos nutrientes.

  • Frutas cítricas (naranjas, mandarinas, limones, pomelos…). Son ricos en vitamina C y son antioxidantes. Ayudan a superar los resfriados en poco tiempo.
  • Ajos. Son uno de los mayores antibióticos naturales que existen contra las bacterias, virus y hongos. Como ingrediente en un aliño para ensalada, en los guisos y asados o en una sabrosa sopa de ajo, no pueden faltar en tu cocina.

 Alimentos que fortalecen tu sistema inmunológico | HCMN

  • Brócoli. Es una verdura de la familia de las coles que ya lleva algunos años en nuestra dieta. Además de ser sabrosa, nos ofrece vitaminas A y C y cumple una función antioxidante.
  • Almendras. Este fruto seco es rico en vitamina E, un poderoso antioxidante que te ayudará a combatir las infecciones.
  • Cúrcuma. Una especia que nos ha llegado recientemente de India. Entre las múltiples propiedades de la cúrcuma encontramos que es buena para combatir los procesos gripales.
  • Espinacas. Por algo son el alimento preferido de Popeye. Te aportan hierro, ácido fólico, fibra, antioxidantes y vitamina C. En general, todas las verduras de hoja verde tienen grandes beneficios para la salud.
  • Yogur. Es un probiótico natural que te ayudará a combatir el resfriado, a mantener la flora intestinal y a prevenir infecciones vaginales y del tracto urinario.
  • Jengibre. Esta raíz produce milagros en la recuperación de los resfriados. Reduce la tos, alivia la garganta y ayuda a bajar la fiebre. Actúa como un sedante ligero relajando el cuerpo, al mismo tiempo que cumple una función energizante.
  • Cereales. Los cereales están en la base de la pirámide alimentaria de la dieta mediterránea. Y no es en vano, ya que contienen multitud de nutrientes que te ayudarán a mantener una buena salud. Eso sí, solo los integrales conservan todos sus nutrientes intactos.
  • Cebolla. Es un potente antiviral que te protegerá ante las infecciones víricas y bacterianas, aumentará tus defensas y favorecerá el proceso de curación.
  • Aole vera. Ya sea en jugo o directamente un trozo de la planta, el aloe vera tiene propiedades antinflamatorias. Lo puedes usar externamente, en una zona de la piel que quieras tratar, o si lo ingieres te ayudará a regular el sistema gastrointestinal.
  • Té. Tradicionalmente los ingleses lo toman cada día a las 5 en punto. Pero esta infusión no solo una bebida chic, tiene propiedades antivirales, analgésicas, antinflamatorias y antioxidantes.
  • Remolacha. Esta hortaliza es rica en vitamina C, que cumple una función antioxidante y te ayuda a fortalecer el sistema inmunológico.

Para mantener un buen estado de salud es fundamental llevar una dieta equilibrada con variedad de alimentos, especialmente de origen vegetal. En momentos puntuales, como en los meses más fríos, conviene aumentar la ingesta de alimentos que te ayuden a fortalecer el sistema inmunológico.