Cocinar acelgas para niños, ¡ayúdales a amarlas!

acelgas para niños

Hay niños que comen de todo y sin rechistar, incluida la verdura. Pero seamos realistas, no es lo más habitual. Por ello, entre nuestras labores de padres está la de conseguir que la relación niño/verdura funcione, pues son parte fundamental de una buena alimentación infantil. Y entre las verduras que los niños reciben con menos entusiasmo están las acelgas, consideradas por los pequeños (y por otros no tan pequeños) un alimento triste, aburrido y poco agraciado en su textura y sabor. Sin embargo, con sólo unos trucos podemos hacer que las acelgas, tan ricas en nutrientes y beneficiosas para los niños (mayores de 1 año), sean unas amigas estupendas y que comerlas sea algo realmente agradable y hasta divertido. Así que hoy nos proponemos cocinar acelgas para niños.

Disfrazando las acelgas

A veces la barrera existente entre nuestros hijos y un plato de acelgas se puede salvar, simplemente, disfrazándolas dentro de los alimentos que más les gustan. Por ejemplo, con unos ricos canelones rellenos de carne picada y acelgas o una pizza casera con acelgas, jamón y mucho queso por encima.

En otras ocasiones, el problema va más allá, y es que a los niños les cansa comer siempre lo mismo y de la misma forma, por lo que hay que evitar repetir el mismo plato cada semana, echarle un poco de imaginación e intentar cocinarlo de distintas maneras. En este caso, la presentación es algo fundamental, ya que el niño se fijará en la composición del plato y no le dará tanta importancia a los ingredientes que contiene.

Acelgas divertidas

Para ello, puedes crear desde sencillos platos en los que las hojas de acelga sean los árboles y decorar el resto del ‘paisaje’ con otros alimentos y alguna salsa. O incluso atreverte con construcciones más elaboradas como volcanes de arroz blanco o carne picada de los que sale una crema de acelgas (u otras verduras) en forma de lava verde.

En el arte culinario todo es cuestión de imaginación y, en eso, ellos son los expertos, así que no hay nada que funcione mejor que dejar que tus hijos colaboren en la cocina. Cuéntales por qué es bueno comer cada alimento, las propiedades que tienen y elaborad juntos la comida, así se sentirán partícipes del plato y se lo comerán encantados.

acelgas

deja tu comentario


ver comentarios