Ajos y ajetes, ¿son lo mismo?

Ajos y ajetes, ¿son lo mismo? | HCMN

Seguro que más de una vez has dudado: ¿Los ajos y los ajetes son lo mismo? :/ ¡No te preocupes, le pasa a mucha gente!

Por eso vamos a mostrarte las diferencias y similitudes que hay entre estos dos alimentos. 

¿Qué tienen en común?

Los ajos y los ajetes son hortalizas. Ambos son la misma planta, ya que ambos provienen de la familia de las liláceas.

Sí, así es, son la misma planta. Entonces, seguro que estás pensando, ¿cuál es la diferencia? Pues lo que tienen diferente es la época de recolección.

Esta planta puede ser recogida antes de que se forme la cabeza, que es a lo que llamamos ajetes, o meses después, una vez la cabeza se ha formado, que es lo que llamamos ajo.

Además, de la misma planta del ajo, puede salir otro alimento más, el porrino, que es el tallo redondo que brota un tiempo antes que se coseche la cabeza.

El ajete suele tardar en recolectarse como unos tres meses, mientras que el ajo tarda algunos meses más, de entre seis a ocho. Sus hojas son de un color verde intenso.

Los ajetes tienen propiedades antibióticas que pueden aumentar las defensas del organismo

Para qué podemos usar el ajo y el ajete

Hasta día de hoy se emplea como un riquísimo condimento, que ha llegado a ser una pieza clave en algunas recetas míticas de nuestra gastronomía, como el gazpacho o el ajo blanco.

A continuación, te dejamos una súper receta diferente para el gazpacho que seguro que te encantará para este verano:

 

El ajete, cuando está tierno, suele ser más empleado para añadir en tortillas, revueltos y arroces. Y además, hace una increíble combinación con todo tipo de carne y pescado, cuando estos han sido cocinados a la plancha o en el horno.

Hay distintas variedades de ajo. ¿Sabes diferenciarlos? Te decimos los principales.

El ajo blanco, es el considerado ajo común, que tiene la cabeza formada, como hemos visto antes.

Una de las recetas favoritas en las que el ajo es fundamental es la salsa alioli

Cuando hablan de ajo tierno, se están refiriendo a los ajetes. Y por último, el más fácil de diferenciar es el ajo rosado, o morado, que tiene dicho color. Hay más variedades muy interesantes,  como por ejemplo, el ajo negro.

Esperamos que ya te haya quedado un poco más clara la diferencia entre ajo y ajete. Además, es un alimento buenísimo que recomiendan en algunas ocasiones porque tiene muchas propiedades beneficiosas para tu salud.

¿Estabas al tanto de las diferencias entre ajos y ajetes? Cuéntanos cómo usas tú cada uno de ellos, ¡nos encantará leerte!

deja tu comentario


ver comentarios