El boquerón y sus propiedades

El boquerón, un gran aliado para tu corazón

El pescado azul es uno de los más valorados por los nutricionistas gracias a sus múltiples propiedades y, precisamente por ello, es un alimento esencial en la dieta mediterránea. Entre los pescados de este tipo se encuentran las sardinas, el salmón, el atún o el boquerón. Hoy nos centraremos en este último por ser uno de los menos grasos y por sus enormes beneficios para la salud.

Propiedades nutricionales

La Fundación del Corazón recomienda el consumo de pescado azul ya que lo considera un gran aliado para tu corazón por su alto contenido en ácidos grasos omega 3. Estos ácidos reducen los niveles de colesterol LDL (colesterol malo), a la vez que suben los del colesterol HDL (colesterol bueno). Disminuyen el riesgo de sufrir trombos y otras enfermedades cardiovasculares. Además, son beneficiosos para regular el sistema nervioso, protegen la retina, aumentan las defensas y favorecen el tratamiento de algunas enfermedades, como la artritis reumatoide.

En cuanto a las vitaminas, destacan las del grupo B (B2, B3, B6, B9 y B12). Entre sus funciones se encuentran las de aprovechar los nutrientes energéticos de los hidratos de carbono, proteínas y grasas, así como fomentar la creación de glóbulos rojos. También tiene vitamina A, que regenera la piel, las mucosas y otros tejidos. Su contenido en vitamina D ayuda a regular el nivel de calcio, favoreciendo su absorción y fijación en los huesos.

Además, el boquerón es rico en calcio, yodo, fósforo, magnesio y también aporta hierro. Pero no solo eso, también regula la actividad de los sistemas digestivo, nervioso y de los músculos, fortalece los huesos, aumenta la inmunidad y actúa como laxante suave. Cabe destacar que el yodo, del que ya os hemos indicado que es fuente natural, es imprescindible para el buen funcionamiento de la glándula tiroidea y vital para el normal desarrollo del feto durante el embarazo.

El boquerón, un gran aliado para tu corazón

El boquerón en la cocina

El boquerón es apreciado por su económico precio y sus posibilidades gastronómicas. Una de las más populares es en salazón, que encontramos habitualmente bajo la denominación anchoas. No necesitan más preparación, salvo acompañarlas con una rodaja de tomate, otra de aguacate y colocarlo todo sobre una rebanada de pan.

En los bares de todo el país es habitual encontrar los boquerones en vinagre, pero si los vais a hacer en casa, congeladlos antes durante uno o tres días, dependiendo de vuestro frigorífico, para evitar el peligroso anisakis. Os proponemos una idea innovadora: Los boquerones, como casi todos los pescados, se pueden marinar perfectamente.

Aunque la forma más sencilla y que gusta a casi todo el mundo es rebozados en harina y fritos. Lo más habitual es hacerlos enteros, aunque si son demasiado grandes o vuestros hijos se quejan de la espina central, los podéis abrir como un libro para quitarlas y rebozarlos así. Si tenéis mano con vuestro pescadero, pedídselo a él. Una idea para enriquecer el rebozado es añadir especias como  pimentón dulce, orégano o perejil.

deja tu comentario


ver comentarios

  • Enviado por Anónimo el 2 Jun 2016, 18:31

    Me los como de todas las formas

  • Enviado por Anónimo el 4 Jun 2016, 00:48

    Riquīsimos!!!!

    • Enviado por GrupoIFA el 6 Jun 2016, 12:10

      Muchas gracias por tu comentario. Nos alegramos de que te gusten los boquerones. :)

      Un saludo.