La borraja: una verdura de invierno desconocida

La borraja: una verdura de invierno desconocida | HCMN

Hay verduras y platos que solo se comen invierno como la lombarda o la borraja. La borraja es muy popular en algunas zonas de nuestro país como Aragón, La Rioja y Navarra. En el resto de España es prácticamente desconocida. ¡No saben lo que se pierden! Hoy os la vamos a presentar, os contaremos todos los beneficios que nos aporta y cómo sacarle partido en la cocina. Después de descubrirla, no os podréis resistir a ella por más tiempo.

Origen de la borraja

Hay una teoría que dice que su nombre viene de la palabra árabe bu-arag, que quiere decir sudorífico, por la cualidad de esta planta de producir calor al que la consume. Sin embargo, otra dice que proviene de la palabra latina borra, que quiere decir pelo en alusión a los pelillos que tiene la borraja.

Aunque es típica de algunas zonas en España, en realidad, proviene del norte de África. Actualmente también se consume en Italia y Francia donde es muy apreciada, incluso, la podéis encontrar en las cartas de restaurantes de prestigio. Sus flores son utilizadas en ensaladas con una función decorativa por su belleza cromática.

borraja-fresca

¿Cómo es la borraja?

Es una planta con el tallo y las hojas cubiertas de pelos, como todas las boragináceas. Sus flores son de color azul, rosas o blancas. Crece con mucha facilidad y es resistente a los climas más duros. De hecho, crece silvestre en los márgenes de las carreteras, en las montañas, etc. Una vez que se la corta, tenéis que consumirla enseguida porque es muy perecedera. Mientras, debéis guardarla en un recipiente cerrado dentro del frigorífico y no lavarla hasta que la vayáis a consumir.

Ya hemos hablado antes de sus propiedades sudoríficas, también es diurética y depurativa. Se suele recomendar para superar procesos gripales, fiebres y, en general, para entrar en calor. Para ello puede tomar en infusión, tanto la planta como sus flores, o elaborar una rica sopa.

Nutricionalmente tiene un valor energético bajo, pocos lípidos, proteínas e hidratos de carbono. En su lugar, ofrece un importante aporte de minerales y vitaminas. Destaca por el hierro, pero, además tiene magnesio, potasio, fósforo, calcio, sodio y cinc. En cuanto a los minerales, sobresale la vitamina C, seguida de la A, B1, B2 y B6.

La borraja en la cocina

flor-de-la-borraja

¿Conocéis la famosa expresión que se usa para decir que ‘algo’ finalmente quedó en ‘nada’? Se dice que ‘quedó en agua de borrajas’. Esto es porque el sabor de la borraja es tan suave que su infusión apenas tiene sabor. Esta particularidad la hace apropiada para añadirla a multitud de platos.

De la borraja se aprovecha todo: tallo, hojas, flores y brotes. La podéis consumir en crudo, previamente lavada, en ensaladas utilizando sus hojas y tallos más tiernos y las flores. Aunque, en España la forma más habitual de cocinarla es al vapor y sirve de acompañante a patatas guisadas, arroces, almejas…

Hay quien también la toma de postre, son los famosos crespillos de borraja. ¿Te animas? Solo tienes que lavar bien sus hojas, rebozarlas, freírlas y rociarlas con azúcar al sacarlas de la sartén.

deja tu comentario


ver comentarios