Calorías de las bebidas, ¿cuáles engordan más?

Tonic water in tall glass with lemon slice (detail)

Normalmente nos obsesionamos con lo que vamos a comer, si tiene más o menos calorías, si aporta éste o aquel nutriente y, en muchas ocasiones, nos olvidamos de las calorías de las bebidas y de que también suman ‘cositas’. Porque las bebidas también aportan a nuestra dieta. Pero ¿cómo podemos clasificar los diferentes tipos de bebidas?Es una cuestión difícil, ya que hay casi tantas bebidas como tipos de comida, podemos clasificarlas por su consumo, por su cantidad de azúcar, por su origen…nosotros las dividiremos en dos grandes grupos:

BEBIDAS ALCÓHOLICAS

En este grupo entrarían todas aquella bebidas que tienen una menor o mayor cantidad de alcohol, y no serían recomendables para menores ya que su sistema hepático aún está en desarrollo, y por supuesto tampoco para las embarazadas, ya que el alcohol es una sustancia tóxica que puede afectar al feto.

Dentro de este grupo podemos hablar por su relevancia de consumo en España de:

  • Cerveza: por consumo es sin duda la reina de las bebidas alcohólicas de nuestro país, se obtiene por un proceso denominado fermentación alcohólica, ¿pero qué tiene la cerveza nutricionalmente hablando?, una caña tiene entre 75 y 85 Kcal, aportando fundamentalmente un 90% de agua y el resto es una mezcla de alcohol y algo de hidratos de carbono, aporta ácido fólico, potasio y fósforo.
  • Vino: bebida de gran tradición española y con infinitas variedades, también obtenida por fermentación alcohólica. Aporta unas 70 Kcal por copa de vino, repartidas entre alcohol e hidratos de carbono. Además, numerosos estudios ponen de manifiesto las propiedades antioxidantes de esta bebida gracias a su contenido en vitamina A, C y, sobretodo, al resveratrol, un pigmento natural presente en la uva.
  • Vermut: es un vino aromatizado que se obtiene al mezclar vino blanco con ciertas hierbas aromáticas como la artemisa, y edulcorado con azúcares, caramelo y mostos de uva. Hablamos pues, de prácticamente las mismas propiedades nutricionales que el vino, al vermut se le han atribuido popularmente virtudes como tónico digestivo, de ahí que sea una bebida muy popular como aperitivo.
  • Ginebra: bebida de origen holandés que se obtiene al destilar un cereal, normalmente trigo o cebada y añadirle una segunda destilación con enebro, fresas… Bebida con una graduación alcohólica entre 40/47º. Esta bebida aporta sola unas 260 Kcal por 100 mililitros, aparte de alcohol que nutricionalmente no aporta nada, de ahí que sus Calorías se denominen “calorías vacías”. Un gintonic (ginebra con tónica) tiene unas 230 Kcal.
  • Ron: bebida de 40 º que se obtiene por un proceso de fermentación y destilación de caña de azúcar. Una copa de ron sola tiene unas 230 Kcal por 100 mililitros, siendo éstas calorías vacías, y acompañada de un refresco de cola unas 250 Kcal.

BEBIDAS NO ALCOHÓLICAS

En este grupo tendrían cabida bebidas tan dispares como la leche o las bebidas azucaradas, las bebidas energéticas y el agua:

  • Agua: la llamaría LA BEBIDA, puesto que es la base de nuestra vida, y lo curioso es que nutricionalmente no aporta ni Calorías ni ningún nutriente, salvo algunos minerales en cantidades muy pequeñas, entonces ¿dónde están sus beneficios? Pues básicamente en que nuestro cuerpo es agua en un 50/60%, todas las reacciones químicas que en él se producen requieren de agua. Sin agua no podríamos vivir, así que bebe agua amigo  😉
  • Leche: bebida compuesta por agua, grasa e hidratos de carbono, además de un importante aporte de minerales fundamentales para un buen desarrollo óseo como son el fósforo, calcio, magnesio y zinc, además de vitaminas A, D y del grupo B, podemos hablar por su composición de un verdadero alimento. Un vaso de leche entera, aquella que presenta todo su contenido en grasa, tiene unas 160 Calorías, un vaso de leche semidesnatada tiene unas 120 Calorías y la leche desnatada unas 80 Calorías.
  • Bebidas azucaradas: aquí estaría los conocidos comúnmente como refrescos, los hay de cola, de naranja, de limón…ya sabéis de que os hablo, estas bebidas se componen básicamente de azúcar y mucha azúcar. ¿Tanta? Si, y más…una lata de un “refresco de cola” tienen entre 8 y 9 cucharadas de azúcar y nada más. Así que cuidado con abusar de ellas. Aportando casi 150 Calorías por lata.
  • Zumos y jugos: los de verdad se hacen con fruta exprimida, aportan las propiedades de la fruta a nuestra dieta, pero los de “mentira”, esos que se obtienen a partir de extractos, aportan casi lo mismo que las bebidas azucaradas, por lo que estos nunca podrán sustituir a una buena naranja o una manzana.

A glass of cola with ice cubes and a slice of lemon

Después de leer esto seguro que veremos las bebidas de otra manera, y es que un sabio dijo una vez: “es tan importante el bebercio como el comercio”. Y qué gran verdad  😉

deja tu comentario


ver comentarios