Cómo hacer mermelada casera de frutas de temporada

mermelada casera de naranja y menta

En verano consumimos un montón de frutas, por su contenido en agua (que nos refresca e hidrata) y su contenido en azúcares y minerales (que hacen que recuperemos las fuerzas después de hacer un ejercicio continuado o durante un día caluroso de playa). Se recomienda tener un consumo diario de frutas durante todo el año, pues nos aportan todas las vitaminas necesarias para nuestro organismo.

Algunas frutas podemos consumirlas todo el año, otras sólo en temporada. En verano hay una gran variedad de ellas: melocotones, nectarinas, albaricoques, paraguayos, ciruelas, sandías, melones… También podemos disfrutar de frutas tropicales como los mangos, la papaya…  Qué decir de los higos, las bayas (frambuesas, fresas silvestres, moras, arándanos…) o los membrillos a finales de verano.

Para conservar las frutas es ideal hacer mermelada, confitura o jaleas. Así podemos disfrutar de ellas todo el año y utilizarlas para muchas de nuestras recetas tanto dulces o saladas, calientes o frías.

hacer mermelada casera de higos

Para hacer mermelada casera solo necesitamos fruta y azúcar en las mismas proporciones (por norma general, 50% fruta 50% azúcar) y un poco de zumo de limón (en algunos casos). Lo calentaremos al fuego para que hierva (evaporando el agua de las frutas) y es entonces cuando se produce la reacción asombrosa y se convierte en una mezcla caramelizada densa y dulce. Esto se produce gracias a las propiedades de la pectina. La pectina es una especie de fibra natural que podemos encontrar en la piel de algunas frutas como las manzanas. Su propiedad gelificante es lo que hace que nuestra mermelada casera espese y no quede líquida.

Podemos hacer mermelada al fuego, pero también podemos hacer uso de los modernos robots de cocina. La ventaja de estos innovadores aparatos es que tenemos un control absoluto tanto de las proporciones como de las temperaturas y tiempos de cocción.

Con un punto especial

Un truco estupendo para preparar deliciosa mermelada casera es añadirle algún licor (en pequeñas dosis) o especias al gusto. La mermelada de naranja queda fenomenal si le añadimos un poco de licor de naranja o unas hojas de menta, potencia el sabor y le da un puntito muy fresco.

Al hacer mermelada casera de bayas podemos añadirle un toque de anís estrellado o canela. Lo agregamos a la mezcla durante 5-10 min de cocción y después retiramos para que el aroma sea sutil y no predomine por encima del sabor de nuestras frutas.

Otro truco es incorporar una pizca de sal a nuestras mermeladas mientras cuece. La sal, en proporciones muy pequeñas, hace que nuestros dulces, mermeladas y postres potencien su sabor .

Cómo conservar la mermelada casera

Para conservar la mermelada casera podemos utilizar tarros de cristal. La repartiremos en unos cuantos tarros y después haremos un baño María para que estos queden al vacío y se conserven durante un tiempo prolongado. Por lo general, cuando hacemos mermeladas, jaleas o confituras tienen una duración de un año desde que las envasamos de forma tradicional, aunque puede aguantar más tiempo.

tostas con mermelada casera de higos

Podemos disfrutar de nuestra mermelada casera en el desayuno con galletas o tostadas, acompañando platos consistentes de carne de caza (la mermelada de frutos del bosque o bayas suaviza la potencia de la carne de caza como el jabalí, las perdices, el ciervo…), en tostas frías o calientes (con quesos o foie) o como ingrediente para nuestros postres (la tarta Sacher, por ejemplo, tiene en una de sus capas internas mermelada de melocotón o albaricoques).

deja tu comentario


ver comentarios

  • Enviado por Anónimo el 28 Ago 2015, 21:08

    Me parece muy buenas estas recetas de mermelada

    • Enviado por GrupoIFA el 1 Sep 2015, 11:04

      Muchas gracias :)

  • Enviado por Anónimo el 9 Ago 2017, 17:21

    me parece muy rica esta receta

    • Enviado por GrupoIFA el 10 Ago 2017, 09:47

      ¡¡Claro que sí!! :)
      Muchas gracias por leernos y por tu comentario.