Trucos para hacer un salmorejo… ¡de campeones!

receta de cómo hacer salmorejo |HCMN

El salmorejo es, sin lugar a dudas, uno de los platos más sabrosos y fresquitos del verano y una de las recetas más tradicionales de nuestra gastronomía. Te contamos cómo hacer salmorejo, ideal para estas fechas de calor.

Según la RAE, el salmorejo es “una especie de gazpacho más espeso, con textura de puré, cuyos ingredientes son: pan, huevo, tomate, pimiento, ajo, sal, agua, vinagre y aceite”. Sin embargo, en cada sitio de nuestro país se elabora de una manera distinta.

No solo podemos encontrar el famoso salmorejo cordobés. Existen otras versiones como el salmorejo canario, el aragonés, manchego e incluso extremeño. ¡Ningún salmorejo es igual que otro!

¿Qué proporción de pan y ajo debe llevar? ¿Cómo ha de ser el aceite o el vinagre? ¿Existe una receta maestra? Hoy queremos mostrarte cómo hacer salmorejo, así como las distintas variedades que existen de este plato y enseñarte los mejores trucos para prepararlo. ¡Coge lápiz y papel y apunta!

Cómo hacer salmorejo para todos los gustos

Cordobés: Es el salmorejo más conocido y uno de los platos estrella de la gastronomía andaluza. Su elaboración es muy sencilla: tomates, aceite de oliva, ajo, sal y pan. Al gusto, se le puede añadir también un poco de vinagre.

Todos estos ingredientes se trituran con aceite de oliva, obteniendo como resultado una crema muy suave y un poco espesa. Se puede añadir huevo duro, jamón serrano y un chorrito de aceite de oliva por encima. ¡Riquísimo!

salmorejo cordobés | HCMN

Canario: El salmorejo canario es una salsa picante a base de pimentón, que se prepara para acompañar un plato muy típico de las Islas, el conejo en salmorejo.  Esta salsa se usa para macerar y dar sabor las carnes antes y mientras se hornean.

La preparación de esta salsa es muy sencilla. Se tritura en un mortero con sal gorda, ajos y pimentón, a los que le añadimos aceite de oliva y vinagre.

Extremeño: Este salmorejo incluye miga de pan y yema de huevo. Más tarde se adereza con Pimentón de la Vera y se le añaden cebollas o pimientos.  Se suele preparar con un mortero.

Manchego: Este salmorejo se diferencia del resto por el lugar de procedencia de sus ingredientes. Los ajos pueden ser de las Pedroñeras, los tomates de Cuenca y el aceite de Valdeolivas (Cuenca).

Aragonés: Nada que se le parezca al salmorejo cordobés. Se trata de un salteado de espárragos, ajos picados y perejil.  Suele acompañarse de lomo, longaniza frita y huevo escalfado.

salmorejo de Antequera |HCMN

Antequera (Porra Antequerana): Es típico de Antequera (Málaga) y es muy parecida al salmorejo, pero se le añaden también pimientos y, como guarnición, huevo cocido y jamón. También se le puede añadir atún en aceite o tomates cherry troceados.

Jarria: Es una variedad sevillana a camino entre el salmorejo cordobés y el gazpacho.

Se prepara con tomates, pimientos verdes, cebollas, pepinos, pan duro, ajos, huevo duro, aceite de oliva, vinagre y sal.

El auténtico salmorejo cordobés

Porque, aunque se elabore en otros lugares (de Andalucía o no), el salmorejo está unido a Córdoba y su provincia y es el plato típico de la cocina cordobesa.

¿Quieres conocer los mejores trucos de cómo hacer salmorejo cordobés?  Toma nota y prepara un salmorejo ¡de muerte!

Escoge bien los tomates: ¿Cuáles son los más adecuados?  Redondos, de pera, espalda verde, cherry, corazón de buey…

tomates para hacer salmorejo |HCMN

Lo importante es que estén muy maduros. Algunos defienden que lo ideal es combinar tomates peras con tomates en rama.

¡Ni se te ocurra pelarlos! Un truco fundamental (y que casi nadie hace) para saber cómo hacer salmorejo cordobés, es que los tomates no se pelan, sino que se dejan con su piel. Una vez triturados los tomates, es importante colarlos para deshacernos de las pepitas.

Siempre Virgen Extra: Apuesta siempre por un aceite de oliva de calidad, da igual la variedad, pero sí es importante que siempre sea Virgen Extra.

aceite de oliva virgen extra para hacer salmorejo |HCMN

Un pan “con mucha miga”: Dicen que el secreto de un buen salmorejo se basa en la calidad del pan.

Tradicionalmente se usa pan de telera, un pan de miga dura elaborado con harina de media fuerza y compuesta por masa madre, agua, sal y levadura. Se caracteriza por ser dorado y crujiente por fuera con una miga esponjosa y muy blanca por dentro.

Si no contamos con este tipo de pan, podemos sustituirlo por otro, lo que sí es importante es que el pan sea del mismo día o del día anterior.

No te pases con el ajo: Échale poca cantidad de ajo. Un diente de ajo por un kilo de tomates es más que suficiente. Si le añades ajo morado, no te repetirá.

mortero para hacer salmorejo |HCMN

¿Mortero o batidora? Puedes triturar todos los ingredientes en una batidora, Thermomix o en un mortero, todo dependerá del tiempo del que dispongas para prepararlo.

La guarnición también importa: Los ingredientes más conocidos son el huevo duro y el jamón ibérico en trocitos. Estos se les añaden al salmorejo por encima.

A la temperatura idónea: Ni del tiempo, ni cómo llegado del Polo Norte. El salmorejo cordobés se debe tomar frío, pero tampoco lo dejes mucho tiempo en la nevera. Si está demasiado frío no podrás saborearlo igual.

Ahora que ya conoces todos los pasos, toma nota de todo lo que necesitas y anímate a preparar un buen salmorejo este verano. ¡Disfrútalo!

 

deja tu comentario


ver comentarios