Consejos para mantener el horno limpio

consejos horno limpio

A todos nos gusta mantener el horno limpio en casa. Con las prisas diarias, la grasa se acumula y un día nos damos cuenta de que hay que limpiarlo a fondo. Para que esto no pase, te damos algunas claves para mantener el horno limpio poco a poco. Así evitaremos dedicar toda una mañana a limpiarlo a fondo.

Bandeja siempre a punto

 

A menudo sacamos el recipiente de barro o de cristal con nuestra comida lista y nos olvidamos de la bandeja. Una vez que hayas terminado de cocinar, no olvides sacar también la bandeja. Cuando esté fría, frota con lavavajillas o con quita-grasas y déjala secar. Este paso tan sencillo evitará que los restos de grasa se vayan acumulando.

consejos horno limpio

Papel de horno, tu mejor aliado

 

Aunque la bandeja esté limpia, no olvides cubrirla con papel de horno. Además de ser muy útil para que los alimentos no se peguen a la base, ayudará a mantenerla sin grasa y a que se limpie mejor después de su uso. Puedes usar papel de horno en láminas. El papel ya viene cortado para que solo tengas que colocar la lámina, o a medida, dependiendo de lo que vayas a cocinar.

Utiliza bolsas para asar

 

Si vas a asar carne o pescado, las bolsas para asar te ayudarán a que se cocine de forma más uniforme y evitará que la grasa se expanda por el resto del horno. De esta forma el jugo que suelte tu preparación será más fácil de extraer en una salsera y todo quedará como si nada hubiese pasado.

Puerta del horno impecable

 

El cristal de la puerta del horno puede coger un color amarillento. A pesar de seguir los consejos de antes es inevitable que la puerta quede reluciente. Acostumbra a limpiar el cristal en frío una vez a la semana. No solo ayudará a mantener el horno limpio. También hará que lo que tenemos dentro resulte más apetitoso y podamos visualizar mejor el tiempo de horneado.

consejos horno limpio

Limón o quita-grasas natural

 

Si has cocinado algo con mucha grasa o con olores fuertes, puedes aprovechar el calor residual y colocar en la bandeja el jugo de limón junto con la cáscara y un poco de agua durante media hora. Esta mezcla hará que la grasa de las paredes del horno no quede incrustada y que los olores de cocinar desaparezcan. Un truco muy sencillo para que no se acumule la grasa.

Estos consejos te ayudarán a mantener tu horno siempre a punto. Si hemos llegado tarde no te preocupes, aquí tienes unos trucos para limpiar el horno a fondo. Una vez que lo tengas limpio no olvides seguir los pasos anteriores para mantenerlo limpio día a día y casi sin esfuerzo.

deja tu comentario


ver comentarios