Contando calorías y a lo loco

Contando calorías y a lo loco

¡Calorías! ¡Calorías¡ ¡Calorías! ¡Y más calorías! Parece un mantra que todo el mundo repitiera. Que si esto tiene millones de calorías, que si en el gimnasio he quemado ‘tropecientas’ calorías, que si los yogures son bajos en calorías, que si mi dieta es de ‘nosecuantas’ calorías… ¿Pero qué son realmente las calorías?

Las calorías son la energía que liberan los alimentos y que nuestro cuerpo es capaz de absorber de ellos.

¿Tienen todos los alimentos las mismas calorías?

No, cada alimento está formado por un porcentaje diferente de macronutrientes y estos aportan energía, es decir, calorías y elementos necesarios para el buen funcionamiento de nuestro organismo.

Los macronutrientes son los hidratos de carbono, las proteínas y las grasas. Y la energía que libera cada uno de estos macronutrientes es diferente. Se sabe que 1 gramo de hidratos de carbono libera 4 calorías, 1 gramo de proteínas libera 4 calorías y 1 gramo de lípidos libera 9 calorías.

Cuando compras un alimento en el supermercado fíjate en su etiqueta y verás las calorías que tiene, también puedes consultar tablas de composición de alimento donde aparecen las calorías y el resto de información nutricional.

¿Qué son las calorías vacías?

Cuando un alimento sólo aporta energía y nada más, decimos que aporta calorías vacías. No olvides que las bebidas tienen calorías y algunas veces pueden sorprendernos, ya que el alcohol y los azúcares simples presente en muchas de estas bebidas sólo aportan energía y no van aportar ningún nutriente, son las denominadas calorías vacías.

ingredientes-bizcocho

Las calorías son energía. Al igual que un coche necesita combustible para funcionar, nuestro cuerpo necesita energía para realizar todas las tareas diarias, tanto las tareas que hacemos de forma inconsciente como aquellas que realizamos de forma consciente, desde el propio movimiento del corazón hasta la carrera de por las mañanas para coger el autobús. Las calorías serán pues, la gasolina de nuestro cuerpo.

mo saber cuántas calorías necesita mi cuerpo

No hay reglas exactas y únicas sobre las calorías que necesita un cuerpo. La necesidad de calorías depende de cada persona. Cada uno necesita una cantidad de calorías dependiendo de su gasto energético diario, que a su vez depende de varios factores, que podemos agrupar en tres:

  • Metabolismo Basal: Es la energía que necesita nuestro cuerpo para realizar todas esas funciones que se hacen sin darnos cuenta, como el latido del corazón, respirar, pensar… Podemos decir que si fuéramos un coche sería la energía que necesitamos cuando tenemos el motor encendido y estamos parados ante un semáforo. Pero… ¡Ojo! No todos tenemos el mismo metabolismo basal, al igual que no todos los coches consumen igual. El metabolismo basal va a depender de la edad, del peso, de si eres hombre o mujer y otros factores personales.
  • Actividad diaria: Es la energía que gasta nuestro cuerpo para realizar las tareas cotidianas, esas que hacemos todos los días de forma consciente, como cepillarnos los dientes, trabajar, ir a hacer la compra, etc. En nuestro coche sería la gasolina que gastamos de forma normal a lo largo de la semana.
  • Ejercicio físico: Es la energía extra que consumimos cuando hacemos un ejercicio fuera de lo habitual, esa energía que gastamos cuando vamos al gimnasio o salimos a correr.

Cómo calcular nuestras necesidades energéticas diarias

Según como seas y el estilo de vida que tengas, así será la cantidad de energía que consumes y, por tanto, las calorías que necesitas ingerir. Así que si tienes curiosidad por saber cuántas calorías necesitas al día coge lápiz y papel, una calculadora y pincha aquí.

Con faldas y a lo loco

Ya lo dijo alguien en la magnífica película de Billy Wilder: “Nadie es perfecto”… y menos aún las calorías. El secreto es alcanzar un equilibrio entre las calorías que necesito y las que como, o lo que es lo mismo, que no me sobre energía si no quiero engordar o no me falta energía si no quiero adelgazar. Y sobre todo se trata de comer de una forma variada y equilibrada, en la que las calorías estén bien repartidas a lo largo del día según nuestras necesidades, claro está, sin dejar de disfrutar del placer de la comida. Porque alimentarse bien, no es vivir contando calorías… ¡y a lo loco!  😉

deja tu comentario


ver comentarios