Descubre el coco: ¿una fruta o un fruto seco?

Descubre el coco: ¿una fruta o un fruto seco? | HCMN

Con las altas temperaturas del verano lo que más nos apetece es tomar alimentos frescos y con mucha agua. Cuando hablamos de vacaciones, ¿quién no se imagina la típica estampa en la playa disfrutando de los rayos de sol y de la maravillosa agua de coco?

Como sabemos que es un imprescindible alimento de temporada, hoy te contamos más sobre este alimento. Nos centramos en las propiedades y beneficios de este fruto tropical, originario de zonas cálidas y de costa, del cual se puede obtener aceite, pulpa y agua para diferentes usos culinarios, ya sea en comida o bebida. Pero también te destapamos un mito que quizás no sabías…

¿El coco es una fruta o un fruto seco?

El coco es un fruto seco tropical (de hecho, el más grande de todos y el más importante de la naturaleza) del que se consume su semilla. Está compuesto por una capa gruesa y fibrosa, que es el fruto, dentro de la cual se encuentra la misma y, la carne y la leche que rellenan el interior del coco, son propiamente el alimento de dicha semilla. Este se obtiene del cocotero, la palmera más cultivada a nivel mundial y es altamente beneficioso para nosotros. ¿Por qué?

  • Es rico en ácidos poliinsaturados omega-6.
  • El 75% de la grasa saturada del coco es ácido láurico, lo que ayuda a reducir el colesterol malo y aumentar el bueno.
  • Además, aporta el 60% de magnesio de la cantidad diaria recomendada.

Descubre el coco: ¿una fruta o un fruto seco? | HCMN

En resumen, es bueno para nuestro corazón, para llevar una dieta saludable y para mantenernos bien hidratados.

Curiosidades de sus beneficios 

Uno de los mayores provechos del coco es su alto contenido en minerales. El agua de coco, por ejemplo, nos mantendrá muy bien hidratados en verano y aliviará las molestias estomacales por la fibra que posee. Pero también se puede aprovechar como cosmético, muy beneficioso para reparar la piel o el cabello aportándonos luminosidad y brillo.

Los deportistas, por su parte, cuentan con un beneficio extra y es que, a la hora de trabajar los músculos, estos se verán fortalecidos por la presencia del potasio y el hierro, aportando la energía que necesitan.

¿Sabías que este fruto tropical tiene, además, tiene un efecto saciante? Comer coco te proporcionará un efecto de saciedad que evitará que comas en exceso. Pero es importante tomarlo moderadamente ya que tiene un alto contenido calórico (unas 354 calorías por cada 100 gramos).

Descubre el coco: ¿una fruta o un fruto seco? | HCMN

¿Cómo lo podemos preparar?

Como hemos hablado, se puede utilizar de diversas formas, pero, las más utilizadas son:

  • Leche de coco: Seguro que te suena y puede que la hayas cocinado en más de una ocasión. Lo cierto es que su nombre está mal indicado, pues no es exactamente leche, sino el resultado de mezclar la pulpa del coco con el agua de su interior. ¡De ahí su alto contenido nutricional! Su uso se asocia, sin embargo, a la cocina asiática, como el famoso plato de pollo al curry tailandés con leche de coco. También se puede emplear en repostería, como el helado de plátano y leche de coco. Ahora que el verano ya está aquí, ¡empieza a preparar tus propios helados caseros!
  • Agua de coco: La mejor forma de aprovecharla es bebiéndola y, por supuesto, puedes elaborar deliciosos smoothies con las frutas que más te gusten (piña y mango, por ejemplo, combinan muy bien con lo tropical) y acompañarlo con agua de coco. ¡No se puede pedir un batido más saludable!
  • Coco rallado: Otra opción que solemos ver a menudo es la del coco rallado, o lo que es lo mismo, la pulpa ya desecada, libre de humedad. Se usa especialmente en repostería. Si te gusta probar cosas nuevas, apuesta por un pudding de chía, coco y frutos secos. ¡El desayuno perfecto!

Ahora que llega el verano no hay mejor excusa para disfrutar de todos los beneficios de este fruto. ¡Tu cuerpo lo agradecerá!

deja tu comentario


ver comentarios