El arte de marinar pescado

Marinar Pescados

Como Rembrandt dominaba la técnica del claroscuro o Picasso el estilo cubista, la cocina también es un arte en el que, desde los chefs de prestigio hasta los pequeños cocinillas, pueden innovar con nuevas técnicas que aporten más sabor a los platos más sencillos.

Una de estas técnicas, que últimamente está cogiendo fuerza en el terreno culinario, es el marinado: un proceso en el que se adereza el pescado con sal y especias para que  adquiera todo los matices y aromas de las mismas.

Originalmente, el marinado se creó para mantener intactas las cualidades del pescado durante más tiempo. Mientras la sal conservaba el pescado, las especias enmascaraban el sabor si este llegaba a pasarse un poco.

Existen muchas técnicas de marinado: con sal, azúcar y pimienta. Con hierbas, aceite y vinagre… Hay tanta variedad como creatividad culinaria. 
Muchos cocineros prefieren un marinado u otro en función del pescado que estén preparando, pero en general todos casan bien tanto con pescado blanco como con uno azul.

Si queréis conocer el proceso más sencillo para marinar pescado tomad buena nota:

1. Lo primero que tenemos que hacer es pedirle a nuestro pescadero que nos prepare el pescado para marinar. Él sabrá cómo quitarle las espinas y nos lo dará fileteado y listo para cocinar.
En este proceso es importante que la pieza de pescado quede bien limpia y sin ninguna espina que pueda desmerecer un bocado de este manjar de mar que vamos a preparar.

2. Una vez tengamos el pescado listo, mezclaremos a partes iguales sal gorda y azúcar. Después añadiremos especias al gusto (eneldo, pimienta…) y un poco de jugo de limón o vinagre.
Recordad que debemos preparar bastante para poder cubrir todo el pescado y no quedarnos cortos en todo este proceso.

3. Por último, colocaremos el pescado sobre este preparado y lo dejaremos cubierto para que absorba todos los sabores, esencias y olores de las especias.
Después, cubriremos con film transparente para evitar que nada pueda “contaminar” nuestra preparación y que todos los sabores y esencias queden concentrados.

Regando el salmón con aceite de oliva (cenital)

En cuanto al tiempo de marinación no hay un mínimo ni un máximo estipulado, ya que dependerá del tipo de pescado y la cantidad que queramos marinar. No obstante, debemos tener en cuenta que si colocamos un peso encima de la preparación el proceso será más rápido y el pescado tomará más sabor y esencia de las especias.

Una vez terminado este proceso solo nos queda cocinarlo y prepararnos para disfrutar del mejor sabor del mar con un toque diferente y especial.

Como todo gran artista, al principio no se dominará a la perfección la técnica, quedarán pinceladas por mejorar, detalles que pulir y especias por añadir. Pero la perfección solo se alcanza con el tiempo y la práctica. Encontrar el punto de marinación perfecto solo depende del paladar de cada uno. Por eso, os invitamos a que innovéis en la cocina y encontréis ese punto que distingue a todo buen artista culinario.

deja tu comentario


ver comentarios

  • Enviado por Anónimo el 30 Sep 2016, 14:45

    Muy bueno

    • Enviado por GrupoIFA el 30 Sep 2016, 15:04

      Nos alegra mucho de que te guste. Si haces la prueba y te apetece compartirla con nosotros, nos encantará verlo. Un saludo.

  • Enviado por Anónimo el 15 Mar 2017, 22:00

    Buenas tardes hice la marinada pero al cocinarlo al horno simplemente lo saque de la marinada y lo coloque en la bandeja y lo meti pero me quedo Saladisimo