5 Plantas de interior resistentes y bonitas

plantas de interior | HCMN

¿Te encanta como quedan las plantas de interior, pero al final siempre se acaban marchitando? ¡No te preocupes! En realidad, es más común de lo que te imaginas.

Entre el ritmo de vida acelerado que llevamos, y las diversas tareas que tenemos que hacer al final del día, es normal que se te pase cuidar de tus plantas de interior como deberías.

Por eso, hemos decidido elegir 5 plantas de interior que sean resistentes y no necesiten muchos cuidados diarios, y que al mismo tiempo sean bonitas para decorar algunos rincones de tu casa y darle ese toque verde que tanto nos gusta. ¡Toma nota!

1. El cactus

El cactus es la planta ideal para los más despistados por excelencia, ya que, apenas requiere cuidados.

plantas de interior | HCMN

Aunque sí que necesita luz, así que es recomendable tener la maceta en lugares iluminados por luz natural, como cerca de las ventanas.

En cuanto al riego, se suele recomendar regarla una vez al mes en invierno y dos veces al mes en verano.

Además, le dará un toque chic a tu mesa del despacho o a algún rincón de tu salón.

2. Agave (amarilidáceas)

La planta de Agave Americana, también conocida como Pita o Pitera es una planta originaria de México que suele cultivarse en exterior y es ideal para aquellos que tampoco disponen de mucho tiempo ya que requiere pocos cuidados.

plantas de interior | HCMN

En el riego, se recomienda regarla una vez cada diez días en verano y una vez al mes en invierno.

Al igual que el cactus, lo que más necesita es luz natural y sol, por lo que es recomendable colocarla en los lugares más soleados de la casa.

3. Violeta Africana

Esta planta nos encanta porque además de ser fácil de cuidar tiene un color muy llamativo que animará cualquier rincón de tu casa.

plantas de interior | HCMN

Como su propio nombre indica, es una planta originaria de África, concretamente de Tanzania, y aunque no crezca mucho, destacan porque sus flores permanecen perennes durante todo el año.

No requiere de muchos cuidados, tan solo necesita luz y estar a una temperatura que no baje de los 5 grados para mantenerse en buen estado.

En cuanto al riego, es sencillo, solo necesitas regarla cuando notes que la tierra está seca, y una vez lo hagas, es recomendable siempre retirar el exceso de agua de la base.

4. Ficus Benjamina

Esta planta de hojas tan verdes es una higuera nativa del sur y sureste de Asia, y sur y norte de Australia.

plantas de interior | HCMN

Lo hemos elegido porque es una planta que puede durarte mucho tiempo si le das unos cuidados mínimos:

  • Regarla al menos una vez cada quince días y aumentar un poco en verano.
  • Es una planta que necesita luz, pero no de forma directa.

5. Bambú de la suerte “Lucky Bamboo”

La planta del bambú es una de las plantas de interior más famosas y que ha cobrado fuerza gracias a su diversidad y a su facilidad de cultivo.

plantas de interior | HCMN

Esta planta debe su nombre a que en China se suele regalar en Año Nuevo para atraer la buena suerte.

Sin embargo, el bambú tiene una curiosidad, y es que se puede cultivar tanto en maceta de tierra como en agua.

Si decides cultivarla en tierra, tan solo necesitarás regarla cada vez que notes que la tierra está secándose, y si decides mantenerla en agua, deberás cambiar el agua una vez a la semana en invierno, y cada dos semanas en verano. ¡Sencillo!

En cuanto a la luz, necesita luminosidad, pero nunca luz solar directa porque podría quemarse. Si está en sombra también crecerá bien.

La temperatura ideal de conservación sería entre los 10 y los 30 grados.

Y una vez hecho este repaso por las plantas que no deberían faltar en tu hogar, ¿por cuál de ellas te decantarás primero? ¡Cuéntanos!

¿Qué llevamos a un picnic de montaña?

picnic de montaña | HCMN

La primavera es el mejor momento para disfrutar del campo en todo su esplendor ya que la temperatura es ideal y encontrarás una variedad de colores como en ninguna otra época del año. Así que no te lo pienses más y… ¡preparemos un picnic de montaña!

Si tu cuerpo te está pidiendo algo de actividad, nada como una ruta de montaña para respirar aire puro, practicar algo de deporte y finalmente comer al aire libre. Pero… ¿sabes cómo prepararlo todo para ir bien equipados?  Te vamos a contar qué llevar a un picnic de montaña. ¡Toma nota!

 

Utiliza materiales ligeros

Para salir al campo tenemos que ser muy prácticos y no ir demasiado cargados. El material a utilizar deberá ser fácil de usar, de limpiar y de guardar. No puede faltar una mochila cómoda en la que mantener todo ordenado.

Una vajilla adecuada, con cubiertos y vasos de plástico son la opción perfecta para un picnic de montaña. Y como cada vez somos mas conscientes con el daño que le hacemos al medio ambiente, evita los desechables y hazte con un menaje fabricado a partir de elementos reciclados. Tu vajilla además de ser mucho más vistosa, será más estable y resistente.

 

Cuida tu hidratación en un picnic de montaña

picnic de montaña | HCMN

No te olvides de la hidratación y lleva contigo un recipiente con agua. Puedes emplear una botella, una cantimplora o un termo. Pero además de agua, puedes preparar zumos nutritivos de frutas y verduras o decantarte por la bebida de moda, el té kombucha. Se trata de una bebida fermentada a base de té que se toma en frío y que apenas tiene calorías.

 

Protege tu piel

Una comida al aire libre es el momento perfecto para disfrutar del sol y el aire puro y reponer así tus niveles de vitamina D. Pero ojo, porque mucho tiempo al sol puede dañar tus melanocitos. No te olvides del protector solar para reducir el impacto de los rayos UV.

 

Un menú sencillo y fácil de transportar para tu picnic de montaña

Procura hacerte con recetas sencillas, saludables y fáciles de preparar para tu picnic de montaña. Si buscas inspiración aquí te damos algunas ideas.

Comenzaremos el menú con un entrante muy sencillo a base de brochetas caprese como sustitutas perfectas de la clásica ensalada. Solo necesitas unos pinchos e ir combinando tomates cherry con queso mozzarella. ¡Un juego de niños!

También puedes preparar ensaladas en raciones individuales con los ingredientes que más os gusten y añadir quinoa, un superalimento rico en proteína que nos ayudará a reponer fuerzas tras el esfuerzo físico realizado durante toda la jornada.

picnic de montaña | HCMN

Como variante de los clásicos bocadillos podemos preparar unos wraps. Con un pan tipo tortilla como base podrás disfrutar de recetas enrolladas perfectas para llevar. Una opción saludable si las rellenas con buenos ingredientes, además de ser un alimento muy manejable que aguantará en su sitio todo el camino.

Una vez tengas ya todo listo para tu picnic de montaña, solo queda disfrutar de un fantástico día al aire libre. ¿Por qué ruta te decantarás o qué destino escogerás? ¡Cuéntanos!

Receta de Frittata (o cómo aprovechar sobras de verdura)

receta de frittata | HCMN

¿Cuántas veces has abierto el cajón de las verduras de tu nevera y te has quedado mirándolas y pensando qué hacer con ellas?

Pues bien, te traemos la receta de frittata definitiva para sacar el máximo provecho a tus verduras y encima preparar una receta deliciosa y apetecible. ¿Quieres saber cuál es? Pues sigue leyendo, porque vas a querer prepararla esta misma noche.

 

Frittata, una receta italiana con historia

La frittata es una sencilla receta que surge en Italia en la época de la Edad Media. Donde los campesinos la preparaban para aprovechar las verduras y sobras de comidas y, al mismo tiempo, tener un plato que les diese fuerza para el resto del día.

Desde entonces, han surgido muchas versiones en las diferentes regiones de Italia. Cada ciudad ha hecho suya la receta incluyendo unos ingredientes u otros. Pero encontramos dos versiones muy conocidas divididas entre el norte y el sur del país.

En el norte encontramos la frittata Rognosa, típica de la región del Piamonte, que se caracteriza por incluir además del huevo, una mezcla de carne con salami y espinacas.

Por otro lado, encontramos la receta clásica del sur del país, la frittata di pasta. Que como su propio nombre indica es una frittata con restos de pasta del día anterior que tengas por la nevera (ya sea pasta boloñesa o carbonara, por ejemplo).

 

La receta clásica de fritatta con verduras

A simple vista puede parecer una tortilla de patatas, pero la frittata es una receta que nos sacará de más de un apuro para una de esas noches en las que no sabes qué cenar y tienes algunas verduras a punto de pasarse.

receta de frittata | HCMN

Para empezar, los ingredientes que necesitas para una persona:

  • Dos huevos
  • Bolitas de queso mozzarella o scarmoza
  • Aceite y sal
  • Las verduras que más te apetezcan (espárragos trigueros, guisantes, tomates cherry, espinacas, calabacín, cebolla, brócoli…)

Vamos a preparar nuestra frittata.

Empezaremos por cocinar en una sartén mediana a fuego medio las verduras con un chorrito de aceite y una pizca de sal. Si vas a añadir cebolla o ajo, recuerda que siempre se cocinan primero. A continuación, añade el resto de verduras y sofríe durante unos minutos hasta que estén doraditas.

Después añadiremos las bolitas de queso colocadas estratégicamente en la plenitud de la sartén. Batiremos los dos huevos e incorporaremos a la sartén para que cubran todas las verduras.

Una vez esté medio cuajada por la parte inferior, haremos el paso triunfal de la tortilla de patatas, que es colocar un plato por encima y dar la vuelta con precisión. Verteremos la mezcla en la sartén de nuevo y dejaremos un par de minutos a fuego medio/bajo.

Cuando consideres que está lo suficientemente cuajada, la pasaremos a un plato y ¡voilà! Nuestra sencilla pero deliciosa frittata de verduras estará lista para degustar.

Ideas para envolver regalos de forma sostenible

envolver regalos | HCMN

¿A quién no le gusta regalar o recibir regalos? Pero, muchas veces, no es solo el objeto material en sí, es el detalle lo que cuenta. Y un buen envoltorio dice mucho de un regalo.

No obstante, el papel de regalo es un envoltorio poco sostenible, ya que, una vez cumplida su función, va a la papelera y es un gran gasto que podríamos evitar con algunas ideas sencillas para preparar nuestros regalos.

Además, preparar envoltorios de forma sostenible es mucho más divertido y original. Seguro que tus familiares y amigos quedan fascinados al recibir un regalo en un envoltorio diferente y personalizado. ¡No lo dudes y empieza a probar nuevas formas de envolver tus regalos!

Por aquí te dejamos algunas ideas que te pueden sorprender:

Envolver tus regalos en papel de periódico

¿Quién dijo que el periódico está pasado de moda? Bueno, vale, quizás ya no compramos tanto el periódico como antes, pero seguro que tienes alguno por casa con el que ya no sabes qué hacer.

Pues envolver los regalos con este papel queda genial y les da un toque muy personal a los regalos. Puedes rematarlo con una cuerda de rafia para hacerle un lazo.

Reutiliza tus bolsas de papel

Ahora que estamos empezando a cambiar las bolsas de plástico por las de papel, es hora de darles un segundo uso para envolver tus regalos.

Hazle un corte longitudinal con una tijera y adapta la forma a la de tu regalo. Si tiene letras o logos, ponlos boca abajo y envuelve tu regalo con la parte lisa. Remata con alguna decoración a mano con un rotulador de punta gorda y unas cuerdas de rafia y ramitas de plantas.

envolver regalos | HCMN

 

Reutiliza las cajas de bombones/galletas

Si estás pensando en hacer un regalo que no sea muy grande, puedes reutilizar una caja de galletas o de bombones para hacer una caja con pequeños regalitos y detalles personales.

Por ejemplo, puedes incluir una carta, varios detalles hechos a mano, y un anillo o pulsera dentro. ¡Seguro que a tu amigo/pareja le encantará el detalle!

Además, puede guardar la caja para meter dentro todos vuestros recuerdos juntos y llamarle “la caja de los recuerdos”. ¿Romántico verdad?

envolver regalos | HCMN

Estas son solo algunas ideas de cómo aprovechar lo que tenemos por casa para envolver un regalo para ahorrar en papel y para tener un envoltorio mucho más original. Pero puede haber muchas más opciones (telas de prendas viejas, botes de cristal, mapas o calendarios…), así que… ¡deja volar tu imaginación y ponte manos a la obra!