Protege a tus hijos con ropa para el frío

Protege a tus hijos con ropa para el frío | HCMN

¿Tus hijos se resfrían todos los inviernos? Con la bajada de las temperaturas es frecuente que los más pequeños de la casa se contagien con alguna de las enfermedades más comunes ya que, son especialmente vulnerables al frío. Viste a tus hijos con ropa para el frío y sigue nuestros consejos. 

Los resfriados, las toses, los mocos, la gripe o la bronquiolitis son algunas de las más habituales y nos puede parecer casi imposible que los niños se libren de, por lo menos, alguna de ellas. Sin embargo, como la solución no es encerrar a tus hijos en casa, siguiendo estos sencillos y típicos consejos y vistiendo a tus hijos con ropa para el frío evitarás que se contagien.

Protege a tus hijos del frío | HCMN

Ropa para el frío

Parece algo obvio. Sin embargo, abrigar a tus hijos como si fueran esquimales, no es la solución. Abrigarlos demasiado puede ser contraproducente, porque el exceso de ropa puede impedir que su cuerpo regule la temperatura corporal con la temperatura exterior. Lo ideal es proteger la zona de la nariz, la boca, la cabeza y los pies que son las más sensibles al frío y utilizar tejidos naturales como el algodón evitando, por ejemplo, la lana.

Mantener la higiene

Al tratarse de niños, es complicado que entiendan lo importante que es lavarse las manos con agua y jabón o no compartir los vasos, platos y demás con sus compañeros de colegio. Por ello, es nuestro deber concienciarlos para que tomen como costumbre estos hábitos… ¡Nos os imagináis la cantidad de virus y bacterias que evitarán si consiguen llevarlos a cabo!

Protege a tus hijos del frío | HCMN

Ventilar las habitaciones

Es difícil porque da la sensación de que en tan solo 5 minutos se congela la casa y pareces estar en el polo norte, pero ventilar las todas habitaciones es necesario para renovar el ambiente y eliminar la humedad. Mantener una temperatura templada, no demasiado caliente es fundamental, al igual que abrigar demasiado a los niños puede bajar sus defensas. Abrir las ventanas durante unos minutos al día, aunque sea invierno, es imprescindible.

Dieta saludable

Es cierto que nuestros hijos deben comer de manera saludable durante todo el año porque esa es su mejor defensa, pero en invierno podemos adoptar una serie de rutinas para fortalecer sus defensas. Por ejemplo, aumentar la ingesta de frutas y verduras ricas en vitamina C, como las naranjas.

Beber muchos líquidos y mantener una buena alimentación rica en vitaminas, proteínas y minerales puede mejorar el sistema inmunológico de nuestros hijos, protegiéndolos de posibles enfermedades que son fácilmente evitables.

deja tu comentario


ver comentarios