Todo a punto para la Feria de abril 2016

Caballos en la feria de abril de sevilla

Aunque existen otras ferias en Andalucía, La Feria de abril es la fiesta local más conocida de esta comunidad autónoma, recibe visitantes de toda España y de fuera de nuestras fronteras. Se celebra una o dos semanas después de Semana Santa, coincidiendo con los toros de la Maestranza. Concretamente, este año será del 12 al 17 de abril. Tiene lugar en las casetas del recinto ferial del barrio sevillano de Los Remedios. Todas las casetas se adornan con luces y farolillos, se llenan de música y baile, en ellas se bebe y come desde por la mañana hasta la madrugada.

Portada feria de abril de sevilla

El origen de la Feria de abril

Su origen se remonta a 1256, en ese año el rey Alfonso X ‘El Sabio’ concedió permiso a la ciudad para celebrar dos grandes ferias anuales, en abril y en septiembre. Con el tiempo se perdió esta costumbre hasta que se decidió retomarla en 1847. Era la época en la que Sevilla empezaba a recuperarse de los desastres de la guerra contra los franceses y un terrible huracán azotó a la ciudad. Con la idea de animar al pueblo y reavivar los negocios, la reina Isabel II autorizó la celebración de una feria de compra-venta de ganado en abril. Hoy en día ha perdido su finalidad mercantil, prevaleciendo su carácter social y lúdico.

Carro de caballos en la feria de abril de Sevilla

La Feria de abril en la actualidad

El lunes a las 12 de la noche se enciende el alumbrado del recinto y del pórtico inaugurando así la Feria de abril. Las casetas particulares tienen un ambiente familiar, se reúnen los amigos y familiares, aunque es fácil que os inviten a entrar. Pero si preferís las públicas, que están abiertas para todo el mundo entre las 12 de la mañana y las 3 de la noche, en la oficina de información del recinto os dirán cuáles son. También encontraréis grupos improvisados que se arrancan a cantar y bailar en plena calle, a los que se puede unir cualquiera que pase por ahí.

La Feria de Abril_La Maestranza

Durante el día podréis ver a los sevillanos con sus trajes camperos paseando, ya sea a pie, a caballo o en carruaje. Es costumbre salir a tomar el aperitivo, no olvidéis probar el refrescante rebujito (vino manzanilla con refresco gaseoso) y disfrutar con la gastronomía andaluza como el pescaíto frito. Si queréis vivir la fiesta en su totalidad, a las 6 de la tarde deberéis ver los toros en la plaza de la Maestranza. Por la noche los sevillanos se ponen trajes típicos más formales que durante el día, siguiendo la moda de cada año. Las casetas se animan más si cabe, suenan las sevillanas y el flamenco en todas ellas. Si sobre las 2 de la madrugada aún tenéis ganas de continuar, comed unos churros  o buñuelos andaluces para renovar vuestras fuerzas.

deja tu comentario


ver comentarios