¿Se te han quemado las lentejas? No las tires, tienen solución

¿Cómo quitar el sabor a quemado de las lentejas? | HCMN

Las lentejas son una legumbre que posee un bajo nivel de calorías y gran valor nutritivo, pudiendo acompañarse al gusto de carne o verdura, y son fundamentales para cualquier tipo de dieta saludable.

Esta legumbre puede ser un gran aliado para tu salud y la de tu familia, ya que son bajas en colesterol, ayudan a nuestra salud cardiovascular y digestiva, pueden regular los niveles de azúcar y son una gran fuente de energía.

Las legumbres son fundamentales en cualquier dieta sana y equilibrada

Por todo esto, es una lástima que, después de invertir tiempo en cocinarlas acaben quemándose.

Para poder poner solución a este problema, que es muy común, te traemos una recomendación para que todo el esfuerzo no haya sido en vano y la comida no acabe en la basura.

Primero, una vez que notes olor a quemado o que se ha podido quemar, lo más importante es no mover el contenido con la espátula. Aunque sea un instinto básico, lo único que pasaría, es que mezclarías la comida estropeada y la que está en buen estado.

A continuación, aparta el guiso del fuego. Justo seguido vierte el contenido en otro recipiente similar al que hayas utilizado primero. Al hacer esto, trata de no rallar ni mover el contenido pegado del fondo para no estropear el resto de las lentejas.

Muchas soluciones para situaciones de emergencia

La solución más efectiva es la siguiente:

  • Añade una pizca de sal y agua y vuelve a cocer unos minutos en el nuevo recipiente.
  • Añade una hoja de lechuga mientras está cociendo ya que ayuda a neutralizar el sabor a quemado.
  • Añade un chorrito de aceite de oliva.

La lechuga necesita un poco de humedad para mantenerse fresca

Si en tu caso se han pasado demasiado y siguen teniendo mucho sabor a quemado, hay dos opciones que suelen ser efectivas para los casos más extremos:

  • Añade patatas peladas, ya que son la mejor opción para absorber lo máximo posible el sabor.
  • Añade un poco de limón. En este caso, en vez de camuflar el sabor, añade otro nuevo. Queda un sabor raro después, pero que no está nada malo.

El quemado no sólo se queda en la comida

Otros consejos que deberás tener en cuenta, una vez hayas solucionado el problema del sabor, son cómo lavar a la perfección el recipiente en el que se quemaron las lentejas.

Una vez hayas cambiado de recipiente, añádele agua caliente para que se vaya desincrustando lo más quemado del fondo de la olla. Además añade un chorrito de jabón y otro de desengrasante, para que sea más efectivo y salga la suciedad mucho mejor.

Por último, te traemos un truco para acabar con el insoportable olor que se queda después de que se hayan quemado las lentejas. Aparte de la ventilación oportuna que ya hayas hecho, estaría bien hacer café.

Su aroma es capaz de unirse al de lo quemado y hará que acabe cogiendo protagonismo el olor a café, mucho más preferible que el anterior.

¡Si a ti también te ha pasado no dudes en compartir con nosotros qué hiciste para solucionarlo y si te funcionó!

deja tu comentario


ver comentarios