Medidas de repostería: ¿Cuántos gramos tiene una taza?

Cuántos gramos tiene una taza y su equivalencia | HCMN

Cuando empezamos a cocinar seguimos a pies juntillas las instrucciones, hasta que poco a poco cogemos confianza atreviéndonos a modificar las recetas. Pero la repostería es un mundo diferente, casi una ciencia exacta, en la que las medidas justas son fundamentales. Si te estás iniciando en la repostería puede resultar confuso leer una receta con los ingredientes en tazas, ¿sabes cómo convertir las medidas a su equivalente en gramos? ¿Podrías indicarnos cuántos gramos tiene una taza?

Medidas en peso, volumen, tazas y cucharadas

En el mundo globalizado de hoy parece difícil pensar que todavía no exista un sistema de medidas uniforme y exacto para todo el mundo, ni siquiera entre países occidentales. La cocina tradicional ha ido evolucionando desde los hogares y la vida doméstica. Por eso, muchas recetas de galletas, bizcochos y tartas han ido pasando de generación en generación manteniendo las indicaciones originales.

Antiguamente el sistema métrico se utilizaba poco y las familias recurrían a medidas de andar por casa. ¿A que todavía preparas recetas de tu abuela a base de “una pizca” o “un chorrito”? Los anglosajones además se han mantenido fieles a su sistema imperial, usando unidades confusas para nosotros como son las onzas o las libras. En repostería la cosa se complica porque la medida utilizada es la famosa cup o taza, y las tablespoon y teaspoon, cucharada y cucharadita. Pero, ¿qué es exactamente una taza?

Cuántos gramos tiene una taza y su equivalencia | HCMN

No nos sirve coger cualquier taza que tengamos por casa, ni tampoco una medida de yogur o nada similar. La “taza” es un volumen determinado, que por desgracia tampoco es completamente uniforme. Las tazas tradicionales de muchos hogares estadounidenses miden 236-237 ml, aunque se suele redondear hasta los 240 ml. La taza británica antigua se eleva hasta 284 ml, aunque por suerte hoy casi siempre usan el equivalente en gramos.

En los últimos años se ha estandarizado la taza de 250 ml, una medida mucho más exacta y redonda que nos facilita la tarea de hacer las conversiones. Lo ideal es conseguir un juego de tazas que incluya además de la completa, ½, ⅓ y ¼. También conviene hacerse con uno o dos sets de cucharadas medidoras, teniendo en cuenta que 1 cucharada son 15 ml y 1 cucharadita 5 ml.

Equivalencia entre tazas y gramos de los ingredientes más comunes

Es un poco engorroso ir midiendo cada ingrediente mediante el sistema de tazas, porque además depende de cómo llenemos el volumen podemos obtener más o menos. Por ejemplo, la harina se debe dejar caer suavemente, sin apretar, nivelando el tope con un cuchillo, mientras que el azúcar se suele pedir bien empacado y apretado. Para hacerte la vida más fácil a la hora de hornear puedes usar esta práctica tabla de equivalencia entre tazas y gramos:

  • 1 taza de harina de repostería: 110 g.
  • 1 taza de harina blanca de todo uso: 125 g.
  • 1 taza de harina integral: 120 g.
  • 1 taza de azúcar blanco: 220 g.
  • 1 taza de azúcar moreno: 200 g.
  • 1 taza de azúcar glasé: 120 g.
  • 1 taza de mantequilla: 225 g.
  • 1 taza de cacao en polvo: 120 g.
  • 1 taza de almendra molida: 200 g.
  • 1 taza de coco rallado: 90 g.
  • 1 taza de copos de avena: 90 g.
  • 1 taza de yogur natural: 245 g.
  • 1 taza de nata para montar: 240 g.
  • 1 taza de miel: 350 g.

Para obtener menor o mayor cantidad, solo tienes que multiplicar o dividir estas cantidades. Por ejemplo, ½ taza de harina de repostería serían 55 gramos, y 2 tazas de azúcar blanco equivaldrían a 240 gramos. En cualquier caso, conviene leer bien la receta por si el autor ha usado alguna medida especial, ya que lo normal es indicar su equivalente común internacional para adaptarlo a todas las cocinas.

Cuántos gramos tiene una taza y su equivalencia | HCMN

Si tienes un juego de tazas en casa puedes medir todos estos ingredientes y pesarlos. Anotando las cantidades exactas puedes usar siempre esas mismas medidas en todas tus recetas; lo importante es mantener bien la proporción. Un error que puede afectar al resultado final de la receta sería usar diferentes juegos de tazas para distintos ingredientes, pues puede haber variaciones mínimas de gramos entre unos y otros.

Sabemos que todo este lío de medidas, cups y gramos puede ser algo confuso, sobre todo para quien se enfrenta a la repostería por primera vez. Pero no te desanimes; prueba todas las recetas que te apetezcan usando el sistema sencillo de equivalencia entre tazas y gramos y verás cómo pronto te acostumbras a convertir las cantidades. Del mismo modo que es importante apostar por unos buenos cuchillos en la cocina, si tienes una báscula o peso digital, la repostería no se te podrá resistir.

deja tu comentario


ver comentarios