Viajar con perros

viajar con perros

¡Ya es hora de empezar a planificar las vacaciones en familia! Afortunadamente las cosas han cambiado y los amantes de los perros podemos contar con nuestras mascotas a la hora de planificar nuestras escapadas. Existen multitud de hoteles, casas vacacionales y restaurantes que aceptan perros. Pero antes de coger las maletas y salir por la puerta, debemos tener en cuenta algunas recomendaciones durante los desplazamientos con ‘el mejor amigo del hombre’.

viajar con perros

Consejos para viajar con nuestro perro

Si viajamos en avión, lo primero que debemos hacer es informarnos de la normativa de la aerolínea con la que vayamos a volar y, si salimos al extranjero, la normativa del país de destino en cuanto a vacunas, trasportín, etc. Si nuestro perro es pequeño, probablemente, podrá ir en cabina, pero tendremos que solicitarlo con antelación. Si es grande, obligatoriamente tendrá que viajar en la bodega. En ese caso, aquí van algunos consejos para que no le resulte traumático:

  • Procuraremos volar en el mismo vuelo que nuestro perro y pediremos que nos permitan acompañar a la persona que sube y baja el trasportín al avión.
  • Una vez en el avión, notificaremos al personal que nuestra mascota va en la bodega para que tengan un cuidado especial.
  • Si viajamos en verano o invierno intentaremos comprar los vuelos en horas en que la temperatura no sea extrema.
  • Deberemos identificar al perro y al trasportín con nuestro nombre, dirección y teléfono móvil. Es aconsejable que llevemos una fotografía reciente suya por si lo perdiesen.
  • Antes del viaje, nuestra mascota tiene que familiarizarse con el trasportín. Vigilaremos que no tenga nada con lo que engancharse: collar, uñas, etc.

Si elegimos desplazarnos en coche, lo más importante es cumplir con las normas de seguridad con respecto a los animales. Es fundamental que nuestro perro no pueda interferir en la conducción ni en la seguridad del resto de viajeros. Dependiendo del tamaño de nuestra mascota, las medidas que deberemos tomar cambian. Si no tenemos rejas de separación (la red no es aconsejable porque es muy flexible) en nuestro coche, tendrá que ir en el trasportín bien sujeto, si es un animal pequeño y si es grande, en la parte de atrás del coche con el cinturón de seguridad, el anclaje que corresponda y un arnés homologado.

viajar con perros

Las normas de Renfe en cuanto a viajar con animales son bastante estrictas. No se permiten mascotas que pesen más de 10 kilos, solo puede viajar un animal por persona, su billete cuesta el 50 % del nuestro, deben ir dentro de una jaula, deberemos llevar su cartilla de vacunaciones y papeles en regla, nosotros seremos los responsables de los daños y molestias que ocasione nuestro perro y, todo ello, solo si al resto de pasajeros no les importa compartir el viaje en tren.

Para viajar en barco no hay una normativa a nivel nacional, por lo tanto, deberemos informarnos de las normas de la compañía con la que nos embarquemos y avisar de que nos acompaña un animal. Lo más habitual es que nuestro perro tenga que ir en la bodega dentro de una jaula habilitada, aunque en algunos casos, nos dejarán llevarlo con nosotros dentro del trasportín. Dependiendo del trayecto y el tipo de embarcación, cabe la posibilidad de que nos permitan visitarle en la bodega o darle un paseo en cubierta con el bozal y la correa puesta.

viajar con perros

Elijamos el medio de transporte que elijamos, la recomendación base es que el animal no ingiera nada desde cuatro horas antes del viaje, solo un poco de agua (podemos poner algún cubito de hielo en el trasportín si va en la bodega de una avión o barco). Si es posible, evitaremos darle tranquilizantes. Y, muy importante, siempre llevaremos con nosotros su cartilla sanitaria, así como cualquier otra documentación de la que dispongamos.

 

deja tu comentario


ver comentarios