Cómo organizar y repartir las tareas de casa entre toda la familia

Cómo organizar y repartir todas las tareas de casa entre toda la familia | HCMN

Las tareas del hogar suelen ser una fuente de conflicto y estrés en toda relación de convivencia. A veces se olvida que en casa somos un equipo y todos tenemos que poner nuestro granito de arena. Aquí van algunos consejos prácticos para repartir quién hace qué, evitar que el trabajo se amontone cual pila de ropa sobre la silla de la habitación y evitar discusiones innecesarias.

Repartir las tareas

 

Reúne a todos los miembros de la familia y elaborad juntos una lista con todo lo que hay que hacer en la casa: planchar, fregar los platos, limpiar el baño, cocinar, sacar la basura, pasear al perro, hacer la compra… Cada miembro debe asignarse una tarea y comprometerse a cumplirla. Debatid también la periodicidad y frecuencia de cada una. Estableced un día de la semana en el que estéis todos (como el domingo) para las labores de más enjundia y fijadlo como el día de limpieza general.

Es muy importante implicar a los hijos en el reparto. Si son más pequeños se les puede encargar tareas sencillas como recoger los juguetes, poner la mesa o dejar la ropa sucia en el cesto. Es importante que sientan desde el principio que su colaboración es importante y que son útiles.

Cómo organizar y repartir todas las tareas de casa entre toda la familia | HCMN

Si no limpian la habitación deja de hacer algo por ellos que necesiten, como lavar sus pantalones favoritos.

En cuanto a los adolescentes, la responsabilidad debe aumentar en función de la edad, como hacer su colada, limpiar la habitación o incluso hacerse la cena. Cada vez que realicen cada una de estas tareas agradeced su participación para que se sientan reconocidos.

Implicar a los hijos en las tareas del hogar beneficia a su desarrollo psicosocial y les inculca valores como la responsabilidad, la independencia y compañerismo. En caso de que se nieguen a realizar las tareas, responde dejando de hacer algo por él/ella. Por ejemplo, no lavando su prenda de vestir favorita o no llevándole a ese sitio que tanto quiere.

Cuando no hay colaboración

 

Muchas veces el problema no es que los hijos no hagan las tareas del hogar, sino las parejas. A este problema se enfrentan, sobre todo, las mujeres. Según la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos), las mujeres españolas dedican 4,8 horas al día a las tareas de la casa y el cuidado de hijos y familiares, frente a las 2,4 horas de los hombres. Para que esto no pase, los expertos recomiendan no hacerse cargo por inercia de esas tareas desde el principio de la convivencia.

Según la psicóloga Jara Pérez: “recomiendo a la mujeres que nos controlemos en los cuidados domésticos que ofrecemos; solemos hacerlos de una forma muy automática, y esto, a la larga, acaba quemando mucho”.

Cómo organizar y repartir todas las tareas de casa entre toda la familia | HCMN

Las mujeres dedican dos horas más al día que los hombres al cuidado del hogar y la familia.

Otra cosa que debe quedar clara es que los hombres no “ayudan” en las tareas del hogar, sino que estas se distribuyen de forma equitativa, porque son responsabilidad de ambos por igual. La frase a evitar a toda costa es la de “No me lo has pedido”, evidenciando que es la mujer la única que sabe qué se debe hacer y cómo coordinarlo.

Además de la lista con las tareas a cumplir, existen apps móviles que pueden facilitar que la distribución de las labores del hogar sea equitativa. Algunas son OurHome, Habitica o Merge-CoupleOrganizer.

¿Cuál es tu método infalible para repartir las tareas del hogar? Queremos leer tus propuestas.

deja tu comentario


ver comentarios