No pongas cara de acelga y descubre para qué son buenas las acelgas

Propiedades y Beneficios de las acelgas, ¿por qué son buenas? | HCMN

A pesar de ser una verdura que no gusta a muchos, por su ligero sabor amargo, es recomendable incluirla en nuestra dieta por sus enormes beneficios para nuestra salud. Seguro que después de descubrirlos se te borra la ‘cara de acelga’ y comienzas a apreciarlas.

Sorprendentemente, las acelgas pertenecen a la familia de las remolachas. Parece que su origen está en Sicilia, aunque su cultivo y consumo se extiende por todo el Mediterráneo y ya forma parte de la dieta mediterránea. Sus hojas más tiernas pueden ser tomadas en crudo. Por ejemplo, en ensaladas. Las hojas más oscuras se utilizan en multitud de platos, incluso, se cocinan sus tallos o pencas. ¡Seguro que alguna de sus variedades te satisface!

Propiedades de las acelgas

Es aconsejable incluir las acelgas en la dieta de los niños, ya que es una de las verduras de hoja verde con la lista de vitaminas y nutrientes más larga que podemos encontrar en el mercado. Es conocida, especialmente, por su alto contenido en vitamina A, pero, también, tiene vitaminas del complejo B, C, K, E y riboflavina. Además, destaca por su magnesio, manganeso, potasio, hierro, sodio, cobre y fósforo. Es rica en fibra soluble, ácidos grasos omega 3 y antioxidantes.

Propiedades y Beneficios de las acelgas, ¿por qué son buenas? | HCMN

Beneficios para nuestra salud

Tiene un efecto antioxidante que ayuda a combatir diversas enfermedades. Favorece el impulso del desarrollo cognitivo y la función cerebral. Es beneficiosa para la circulación y la oxigenación de la sangre, ya que nos garantiza la cantidad necesaria de células rojas. Combate la anemia, evita las hemorragias fuertes y la aparición de hematomas porque ayuda a la correcta coagulación de la sangre. Reduce el estrés sobre el sistema cardiovascular y la presión arterial.

Propiedades y Beneficios de las acelgas, ¿por qué son buenas? | HCMN

Es uno de los alimentos que previenen el cáncer (especialmente el de colon), junto con el cardo y otros muchos alimentos, por su acción antioxidante. Regula los niveles de azúcar en sangre, por lo que es aconsejable incluirlo en la dieta de las personas diabéticas. Fortalece los huesos y estimula su desarrollo durante el crecimiento de los niños. Es beneficiosa en algunos problemas oculares como el glaucoma, la degeneración macular o la ceguera nocturna. También, aporta brillo y fuerza a nuestro cabello.

deja tu comentario


ver comentarios