¿Qué diferencias hay entre almejas, chirlas y coquinas?

Qué diferencias hay entre almejas, chirlas y coquinas | HCMN

Mmmmm… ¡almejas, qué ricas! Sí, pero ¿cuáles son las almejas? ¿Y las chirlas? ¿Y las coquinas? Todas están ricas, pero vamos a esclarecer un poco qué es cada una de ellas y cuáles son sus características más importantes.

Almejas, chirlas, coquinas, berberechos, mejillones, ostras, vieiras, navajas… todos son moluscos de la familia de los bivalvos. Son un tipo de molusco con tiene caparazón con dos valvas laterales simétricas, unidas por una bisagra de ligamentos y que permite que se abra y cierre totalmente y consiguen su alimento (plancton) de la filtración del agua a su interior.

Existen más de 13.000 especies de bivalvos. Estos se diferencian por el hábitat en el que viven (si es agua dulce o salada), la profundidad, su forma de alimentación, si viven enterradas o adheridas a una superficie. Nosotros las diferenciamos por el tamaño, color y forma de sus conchas.

La carne de los bivalvos es, en general, de alto valor nutricional. Por 100g de producto obtenemos, aproximadamente, 50 Kcal, 12g de proteínas y solo 0,5g de grasa total. Y a todo esto hay que añadir calcio, hierro, fósforo, zinc, sodio, potasio y vitaminas A, E, B1, B2, B3, B9 y B12.

Qué diferencias hay entre almejas, chirlas y coquinas | HCMN

La almeja fina es la de mayor calidad, ya que aguanta viva más tiempo fuera del agua.

Cultivo de la almeja en España

El cultivo de la almeja en España comenzó unos años antes de mitad del siglo pasado. Su época de menor veda va de enero a abril y de septiembre a diciembre, en costas gallegas, cántabras, andaluzas y catalanas principalmente (según datos del Ministerio de Medio Ambiente). Para comprobar su frescura y calidad tenemos que tener en cuenta:

  • Que tenga un agradable e intenso olor a mar.
  • Que cierren su concha con fuerza.
  • Si están cerradas, que reaccionen rápidamente cerrándola a cualquier estímulo.
  • Que tenga mucho líquido en su interior y que sea claro o transparente.
  • Y que su carne sea consistente.

En España encontramos principalmente 3 tipos de almejas:

  • Almeja fina: Es de una calidad excepcional ya que aguanta viva fuera del agua mucho más tiempo y eso le hace adquirir un gran valor en el mercado. Su carne es de tan alta calidad que se puede comer cruda y es deliciosa.
  • Almeja babosa: Tienes menos valor comercial debido a su poca resistencia fuera del agua, sin embargo, su carne también es de muy buena calidad.
  • Almeja japonesa o japónica: Es la más común en los mercados, con un precio más asequible. La calidad de su carne, aunque se considera inferior a las otras especies, depende de la zona donde se críe.

Cualquiera de estas especies te sirve para cocinar platos deliciosos, como puede ser este bacalao con judías verdes y almejas, ¡no pierdas detalle!

Las chirlas, pequeñas pero matonas

Las chirlas son también un molusco bivalvo de la familia de las Veneridae, se encuentran enterrados en fondos blandos de arena fina y fangosa, siempre en aguas saladas y hasta una profundidad máxima de 50 metros. Es una especie de menos valor que la almeja, pero su demanda es muy alta porque tiene una muy buena relación calidad – precio.

Chirlas en salsa.

Son más pequeñas que las almejas, su concha es más fuerte y está surcada de costillas cada vez más juntas según te acercas a la unión de las dos valvas. Los colores de estas varían entre el blanco y el gris más o menos oscuros.

Se pueden cocinar solas en salsa o añadir a guisos, arroces y sopas, dando un sabor marinero delicioso y aportando muchos nutrientes esenciales para nuestro organismo. Y es que, desde el punto de vista nutricional, las chirlas resultan muy interesantes porque tienen un alto contenido en agua, proteínas y ácidos grasos omega-3, y también son una fuente importante de yodo, calcio, hierro, fósforo, selenio y vitamina A.

Las coquinas, las reinas de las marismas

Las coquinas también son un molusco bivalvo, pero en este caso habitan en los fangos de marismas y desembocaduras de los ríos, también en zonas salobres o de playa, excavando un poco en la arena, en profundidades máximo de 15 metros. Son alargadas y pequeñas, miden máximo 5 centímetros de largo por 2 de ancho y también hay muchos subtipos: truncada, xarleta, rayada, coquina del Caribe, mariposa, etc.

Coquinas al ajillo.

Su concha es fina, oval y deprimida, y su textura, aunque llena de costillas, es muy suave. El interior es violáceo, aunque a veces tiende a blanquecina o anaranjada, tienen muchos nutrientes beneficiosos para nuestra salud y están deliciosas de cualquier forma.

Ahora ya sabes que almejas, chirlas y coquinas no son lo mismo pero, ¿cuál te gusta más? Y… ¿tú cómo las cocinas? Sea como sea, ¡están riquísimas!

deja tu comentario


ver comentarios