Descubre todos los beneficios que tiene que los niños jueguen en el parque

jugar en el parque | HCMN

Jugar al aire libre, siempre que el tiempo lo permita, es una actividad muy sana y divertida para los más pequeños de la casa. Y es que a todos les encanta ir a pasar la tarde al parque.

Es el lugar donde juegan con otros niños de su edad, con sus compañeros de clase, donde disfrutan moviéndose, corriendo, imaginando, empatizando y aprendiendo.

Y es que jugar en el parque tiene muchos beneficios en los niños, ya que desarrollan un aprendizaje en distintos ámbitos. ¿Quieres saber cuáles son todos estos beneficios? ¡Toma nota!

Aprendizaje de los niños al jugar en el parque

El juego en el parque hace que los niños desarrollen una serie de aprendizajes.

Y es que jugar en el parque aumenta la creatividad en los niños. El juego al aire libre aumenta la imaginación de los niños debido a la gran cantidad de estímulos externos que percibe.

Los niños que juegan en el parque crecerán con mejores habilidades sociales. En el parque los niños sociabilizan con otros niños. Lo que significa que participarán en actividades con niños de su edad a la vez que hablan, se relacionan y hacen nuevas amistades. Lo que ayuda a aprender habilidades sociales y a interactuar con otros niños.

Los juegos en el parque aumentan y mejoran el desarrollo psicomotor. Con las pelotas tienen que estar atentos a los desplazamientos, al columpiarse trabajan el equilibrio y mejoran el desarrollo psicomotor, y con los túneles agilizan los movimientos de gateo a la vez que enseñan a los pequeños a controlar el tiempo y el espacio. Cuando juegan con la arena fortalecen los músculos de manos y brazos y desarrollan la motricidad fina.

jugar en el parque | HCMN

Beneficios de jugar en el parque

Los niños además de disfrutar de actividades y juegos con amigos también experimentarán beneficios tales como:

Socialización al aire libre. Se trata de un espacio que los niños utilizan para sociabilizar con sus iguales. Y en muchos casos, podemos decir que se trata del primer lugar que conocerán para sociabilizar, incluso antes que la escuela infantil. El parque es el espacio donde conocerán a sus primeros amigos, donde aprenden a relacionarse con otros niños de su edad y a interactuar con ellos.

jugar en el parque | HCMN

Incentivar el juego. En el parque nuestros pequeños imaginan y crean historias. Se inventan personajes, los escenifican y hasta desarrollan nuevos juegos. Y es que en la mayoría de los parques encontraremos columpios, toboganes, casitas de madera, pirámides de cuerdas que, además de promover la diversión en los niños, hacen que simplemente jueguen con todos los beneficios que el juego tiene en los más pequeños.

Hacen ejercicio. En el parque los niños corren, saltan, trepan, se deslizan… Practican un ejercicio saludable que además les puede ser muy útil para relajarse, sobre todo en el caso de los niños más activos. Permanecer en movimiento ayudará a los niños a construir huesos más fuertes y a potenciar buenos niveles de condición física a la vez que queman energía y calorías. Por otro lado, jugar en el parque combate el sedentarismo que también se da en los niños. Y es que el 48,8% de los niños y adolescentes de este país pasa más de 2 horas al día delante de una pantalla. Así que salir a dar un paseo y jugar en el parque son sinónimos de salud.

Mejora su bienestar emocional. Dar a los niños cierta libertad para jugar en el parque les puede ayudar a sentirse más felices. Y es que al estar al aire libre tendrán un mejor estado de ánimo y crearán una actitud mental positiva.

Aprenden. Las actividades que ofrece un parque a los niños están especialmente diseñadas para que se diviertan a la vez que desarrollan sus habilidades de aprendizaje. Mientras disfrutan de los juegos en el parque desarrollan el aprendizaje tanto a nivel creativo como a nivel social como a nivel psicomotor.

¿Necesitas más razones para bajar al parque?

deja tu comentario


ver comentarios