¡Es época de recoger endrinas y elaborar nuestro pacharán casero!

Usos y propiedades de la endrina, origen del pacharán | HCMN

Si te decimos endrinas, quizá no sepas de qué hablamos. Pero si te decimos pacharán, seguro que lo tienes claro. Exacto, es ese “chupito” tan apetecible tras una comida con los amigos. Aunque se bebe en casi toda España, el pacharán es más popular en la zona de Navarra y alrededores. Es un licor tradicionalmente casero que no se comercializó hasta el año 1956. ¿Quieres descubrir sus secretos y aprender a elaborar el mejor pacharán?

El endrino y su fruto, la endrina

El endrino (Prunus spinosa L.) es un arbusto perenne de la familia de las rosáceas al igual que la zarzamora o las fresas. Sus tallos son color oscuro casi negro, el borde de sus hojas es aserrado, sus flores blancas y sus frutos son unas pequeñas bolas de 1 cm. de diámetro aproximadamente y de color negro azulado. La endrina, también llamada arañón o ciruela silvestre, tiene un sabor ácido, amargo y áspero. Su momento óptimo de maduración es entre septiembre y octubre. Sin embargo, las flores debemos recogerlas en primavera.

Usos y propiedades de la endrina, origen del pacharán | HCMN

Usos y propiedades

Las endrinas son drupas, al igual que las ciruelas, melocotones, albaricoques o cerezas. Estas bayas constituyen el principal ingrediente del pacharán. El licor, tomado con moderación, facilita las digestiones y es vigorizante. Además, los frutos se pueden comer crudos, si nos gustan los sabores muy ácidos y amargos, o en mermelada. Tienen un alto contenido en Vitamina C, que ayuda a prevenir los resfriados. Gracias a sus taninos, también son antidiarréicos, antioxidantes y antihipertensivos.

La infusión de sus flores es depurativa, laxante, vasodilatadora, antihemorroidal, antiinflamatoria, hipotensiva y ayuda a regular el colesterol. Además, la decocción de sus hojas y corteza es recomendable para los diabéticos, ya que regula el exceso de azúcar en sangre. La madera que se extrae de este arbusto es muy fuerte y resistente a la humedad, por lo que se suele utilizar en la elaboración de herramientas para el campo.

Cómo hacer pacharán casero con endrinas

La primera referencia que se tiene del pacharán data del año 1415, cuando en la boda de Gonofre, hijo del Rey de Navarra Carlos III “El Noble” con Teresa de Arellano, formó parte del menú de la celebración. También se sabe que en 1441 se le administró a la reina Blanca I de Navarra cuando enfermó en el Monasterio de Santa Mª de Nieva de Segovia.

Usos y propiedades de la endrina, origen del pacharán | HCMN

Para elaborar un buen pacharán, debemos asegurarnos de que el fruto esté bien maduro. Esto lo podemos comprobar si, al morderlo, no cruje, es decir, si tiene una textura y aspecto similar al de la ciruela madura. Para preparar el pacharán, tendremos que poner unos 200 o 250 gr. de endrinas a macerar en un destilado anisado de entre 25 y 30 grados, a ser posible, dentro de una botella de cristal transparente, junto con una rama de canela, unos 8 granos de café y azúcar al gusto, teniendo en cuenta si estamos utilizando anís dulce o seco. Después de macerar durante 6 u 8 meses en un lugar oscuro, fresco y seco, debemos colarlo con una manga de tela o paño de algodón. ¡Ya tenemos nuestro pacharán casero! Ya sea de fabricación propia o adquirido en el supermercado, este licor es un postre perfecto para terminar nuestras comidas. Pero recordad que siempre deberemos beber con moderación y responsabilidad.

 

deja tu comentario


ver comentarios