Recetas originales para sacarle partido a una sandía

sandia-mercado-GF026682

La Sandía es una de las frutas más ricas de temporada que disfrutamos durante los meses de verano, aunque hoy en día podemos encontrarla en muchas fruterías y grandes superficies todo el año. Es deliciosa y podemos preparar muchísimas recetas con sandía (sopas, platos principales, acompañamientos, postres…). En este artículo os mostramos unas cuantas ideas originales para sacarle el máximo partido a una sandía en cualquier momento, incluido sorprender a tus comensales o dejar alucinados a los más pequeños de la casa.

La Sandía: beneficios y características

La sandía es una fruta que tiene su origen en África y es una fuente de agua ideal para mantenerse bien hidratado cuando el calor aprieta, ya que el 94% de su peso es agua.

En la sandía podemos encontrar vitamina A, vitamina C, Magnesio y Potasio, tiene mucha fibra y nos aporta pocas calorías, por eso es ideal para personas que están llevando algún tipo de dieta para bajar o mantener peso.  Es un alimento rico en ácido fólico, lo que la hace un alimento perfecto para las mujeres embarazadas. Llama la atención su poder antioxidante y el aporte de fibra que nos ayudará a tener un correcto tracto intestinal.

 

Hay distintos tipos de sandía aunque los más habituales son la sandía de piel verde clara y rayada y la de corteza verde oscuro (ambas de forma redondeada y pueden llegar a pesar hasta 12/14 kg). Estas dos variedades tienen pepitas pero también podemos encontrar sandías sin pepitas, algo muy útil para algunas elaboraciones.

Recetas con sandía

  • Gazpachos. El gazpacho es un clásico del verano. Desde hace unos años se viene experimentando con diferentes frutos de color rojo (frambuesas, fresas, cerezas, sandía…), por lo general, añadiéndoles al gazpacho tradicional y dándole así a esta receta un toque personal y diferente. La proporción más adecuada para que nos quede un gazpacho muy rico y equilibrado en sabor es poner ¼ de fruta por cada ¾ de tomates (el tomate ha de ser de la variedad “Pera” y maduro). El resto de ingredientes, los que habitualmente utilizamos en nuestro gazpacho aunque podemos evitar el pepino. La sandía le aporta un color rosado intenso y un sabor dulce muy suave que dará un punto diferente a esta receta tradicional.

bolitas-de-sandia-GF026119

  • Tataki sandía y atún rojo. Esta receta es estupenda para disfrutarla en verano acompañada de un vino blanco bien fresquito. Es una idea muy original y divertida por el parecido entre un alimento y otro. Para disfrutar de este plato cortaremos tanto la pieza de sandía como la pieza de atún en forma de cubo del mismo tamaño. Lo pasaremos por un marinado a base de salsa de soja y lo rebozaremos en sésamo para después marcarlo en la plancha por todos los lados menos por las bases. Para presentarlo se puede alternar un trozo de atún con otro de sandía en el plato o fuente. Un bocado dulce y salado muy especial.
  • Brochetas. Las brochetas de frutas en verano son una maravillosa idea para que los peques de la casa coman frutas de forma diferente. Podemos hacer unas brochetas de frutas a base de sandía y melón u otras frutas de temporada como los melocotones. Para hacer las brochetas podemos cortar la sandía en dados o sacar unas cuantas bolitas con el sacabolas y ensartarlas en palitos de madera.
  • Ensaladas. La ensalada es una receta que nos da la libertad de probar miles de combinaciones y de ingredientes en un mismo plato. Ideal como entrante o como acompañamiento. Las frutas en algunas ensaladas marcan la diferencia. Frutas como la manzana, la sandía, el melón o frutos secos como las uvas pasas son ingredientes que le aportan una cantidad extra de fibra a nuestra ensalada y un toque dulce y fresco. La sandía aporta dulzor y jugo extra, por lo que es interesante escurrir bien las lechugas que vayamos a utilizar. También resulta deliciosa con pasta y arroz acompañada de taquitos de jamón ibérico y queso semicurado de oveja, por ejemplo.
  • Gelatinas o mousse de sandía. A los niños les encantan las gelatinas. Son una gominola gigante para ellos y es una fuente de vitaminas y proteínas. Las vitaminas se las aportamos con las frutas que utilizamos para hacerla. La sandía es una fruta estupenda para hacer este tipo de recetas pues se trata de extraer el jugo, calentarlo si es necesario, añadirle la gelatina y enfriar en el frigorífico. Si no queremos añadir nata para hacer el mousse podemos sustituirla por clara de huevo montada a punto de nieve y mezclarla con la sandía y la gelatina para que quede una crema uniforme y se pueda repartir en vasitos o moldes. En unas horas tenemos un postre original y estupendo.
  • Mermeladas. A veces pensamos que en temporada invernal no podremos encontrar una sandía en condiciones óptimas. Por eso podemos aprovechar a elaborar a finales de verano unos cuantos tarros de mermelada casera de sandía y melón para disfrutar durante el otoño y el invierno en nuestros desayunos o meriendas.

Bebidas con Sandía

  • Zumos y batidos naturales. Un zumo o un batido de frutas al día es una estupenda opción para cubrir parte de nuestras necesidades de fruta diaria. Además es sencillo y rápido de tomar. En zumo podemos combinar frutas diferentes con la sandía o prepararlo únicamente con ella. Un truco para eliminar con facilidad las pepitas de nuestros zumos o batidos es pasarlo después de batir por un colador o un chino. De esta forma obtendremos una textura sedosa.

zumo-de-sandia-gf026128

  • Cócteles veraniegos con/sin alcohol. La sandía combina perfectamente con algunos licores con/sin alcohol, a gusto del consumidor. Es una opción diferente para combinar en verano, y junto a la playa ¡apetece un montón.
  • Polos/helados. ¡Qué sería un verano sin polos o helados! Pues la sandía también es una fruta ideal para hacerlos. Podemos sacar el jugo de la sandía, colarlo y rellenar los útiles para hacer polos. Si preferimos helado lo tendremos que mezclar con nata o con leche y congelar en una barqueta o en las poleras. De forma rápida y muy sencilla tenemos un postre o un tentempié estupendo para tomar en cualquier momento.

La sandía es una fruta de la que podemos aprovechar todo, incluso su piel para hacer decoraciones artesanas para platos o para presentar una receta en su interior vaciándola por completo. Es un alimento que tiene muchísimas propiedades beneficiosas para nuestra salud y nos ayuda a mantenernos bien hidratados en verano. Podemos elaborar infinidad de recetas con sandía y disfrutar combinándolas con otras frutas o alimentos. La originalidad está al alcance de todos, solo tenemos que dar rienda suelta a nuestra imaginación y creatividad. Anímate y aprovecha al máximo la compra de una sandía.

deja tu comentario


ver comentarios